Buscar

Condenas de hasta 16 años de cárcel por arsenal de ETA en Francia

AFP
1/07/2009 - 20:46

La Corte Especial de lo Criminal de París dictó este miércoles por la noche penas de entre 18 meses y 16 años de prisión contra ocho presuntos miembros de ETA tras el hallazgo en 2004, en Francia, de una de las más importantes fábricas de armas de la organización separatista vasca.

La mayor de las penas, todas ellas por debajo de las peticiones de la fiscalía, recayó sobre Félix Ignacio Esparza Luri, de 46 años, condenado a 16 años de reclusión criminal, con obligación de cumplir los dos tercios de la condena y una prohibición definitiva de pisar territorio francés.

Esparza Luri había sido condenado en diciembre de 2008 a 19 años de reclusión como antiguo jefe del aparato logístico de ETA.

El tribunal condenó a Luis Enrique Garate Galarza, de 51 años, y a José Ceberio Aierbe, de 44, ambos presuntos directivos del aparato logístico, a 15 años de reclusión, de los que deberán purgar al menos los dos tercios, y al destierro definitivo del país.

Decretó asimismo 14 años de prisión contra Ibon Elorrieta Sanz, de 32 años.

Jean-Marie Saint-Pée, un agricultor de 55 años en cuya casa de Saint-Michel (suroeste) fue instalado un taller clandestino de ETA, desmantelado el 4 de abril de 2004, recibió una condena de 11 años de cárcel.

Jon González González, de 35 años, y Jon Kepa Preciado Izarra, de 33, fueron condenados a 10 años de prisión, mientras que Diego Ibarra, de 37 años, lo fue a tres años de cárcel, de los cuales 18 meses firmes.

Ibarra compareció libre y como ya realizó ocho meses de detención provisional quedó en libertad.

El taller clandestino de ETA contenía un arsenal impresionante: 185 detonadores, 590 kilos de material para la fabricación de explosivos, 14 cohetes, 61 granadas, dos morteros, una ametralladora pesada, numerosas armas cortas y elementos para misiles tierra-aire.

También se encontraron planos de vuelo sobre los desplazamientos del Rey de España, Juan Carlos I.

En cuanto se dio a conocer el veredicto, los acusados y sus parientes y amigos que se encontraban entre el público gritaron "¡Gora ETA!" (viva ETA) y entonaron el Euskal Gudariak (himno al soldado vasco).

dar/alm/erl/arz


Contenido patrocinado

Otras noticias