Buscar

Tropas estadounidenses toman distrito a talibanes en el sur de Afganistán

AFP
2/07/2009 - 19:17

El ejército de Estados Unidos lanzó el jueves una vasta ofensiva antitalibán en la provincia afgana de Helmand (sur) y tomó el control de un distrito, en el marco de la estrategia del presidente Barack Obama para sofocar una creciente insurrección.

Decenas de aviones y helicópteros procedentes de distintas bases de las fuerzas internacionales en Afganistán desplegaron poco antes del alba a unos 4.000 marines estadounidenses en el valle del río Helmand, en el corazón de la provincia homónima, anunciaron las fuerzas norteamericanas a periodistas invitados en una de sus bases del sur.

En horas, las tropas estadounidenses y afganas izaron la bandera de Afganistán en el distrito Janishin (sur), ingresando al mayor pueblo sin encontrar resistencia, indicaron comandantes afganos.

"Los enemigos huyeron", dijo el comandante general del cuerpo del ejército Shair Mohamad Zazai a la AFP, agregando que las tropas dijeron a los habitantes de la región que se quedarían para garantizar la seguridad, punto clave de la nueva estrategia.

El distrito de Janishin está junto a la frontera de Pakistán. Es uno de los distritos de la provincia de Helmand productor de opio, el principal sustento de la insurrección. Los talibanes dominaban la región y establecieron una administración y un sistema judicial.

A pesar de este avance, las tropas estadounidenses registraron la primera baja entre sus filas. Un vocero militar, el teniente Kurt Stahl, dijo, sin agregar más detalles, que un Marine cayó "bajo fuego hostil".

"Los helicópteros ya posicionaron a las tropas terrestres en Garmser y Naua", dijo Stahl refiriéndose a los dos distritos que constituyen el principal objetivo de la ofensiva.

"La mitad de los objetivos fueron controlados al anochecer, antes de lo previsto. Se encontró escasa resistencia", agregó.

Esta es la ofensiba militar de los Marines más importante desde la batalla de Faluya en Irak en noviembre de 2004 y probablemente sea la operación militar conjunta en Afganistán más importante desde marzo de 2007 cuando las tropas británicas encabezaron una fuerza de 5.500 militares en otra parte de Helmand.

Sin embargo, este avance fue desestimado por los talibanes. Un vocero citado por la agencia de prensa afgana AIP, afirma que las operaciones no alcanzaron los resultados esperados por las fuerzas armadas.

"Estamos resistiendo pero adoptaremos todo tipo de tácticas de guerra acordes a la situación", dijo el vocero Yusaf Ahmadi a la agencia.

En lo que es apenas una pequeña parte de esta amplia ofensiva, una flota de helicópteros descargó al alba, en algún lugar de Helmand, a unos 300 marines provenientes de un campamento llamado Dwyer.

Su misión era vigilar una ruta estratégica y un puente y reunirse con los habitantes, explicó el capitán Junwei Sun, de 39 años, que comanda un batallón de Marines asegurando que sería completada por la noche.

Esta vasta ofensiva, bautizada operación Janjar ("puñalada" en dari o pashtún) es la ofensiva aerotransportada más importante del cuerpo de Marines desde la guerra de Vietnam.

Unos 650 policías y soldados afganos participan en esta primera fase de la operación, cuyo objetivo principal es garantizar la seguridad en la provincia de Helmand antes de la elección presidencial del 20 de agosto y restaurar la confianza en el Gobierno afgano, según los militares estadounidenses.

La violencia se intensificó en los últimos dos años en el país, a pesar de la presencia de casi 90.000 soldados extranjeros, y alcanzó récords absolutos en estas semanas, por lo que se temen ataques contra colegios electorales o campañas de intimidación para disuadir a los afganos de ir a votar, en particular en los bastiones rebeldes del sur.

"Janjar" es la mayor operación militar desde el anuncio por el presidente Obama, después de asumir el poder en enero, del envío de 21.000 soldados de refuerzo, sobre todo en el sur, para intentar aplastar la rebelión islamista.

La primera fase de la operación Janjar debería de durar 36 horas, indicaron oficiales, y los objetivos principales son los distritos de Garmser y Naua, pegados a las zonas tribales del noroeste de Pakistán, retaguardia desde donde los talibanes atacan con frecuencia.

Estos distritos son feudos de los insurgentes, donde las fuerzas internacionales -presentes en Afganistán desde finales de 2001, cuando expulsaron a los talibanes del poder- nunca lograron penetrar de manera duradera.

Otras noticias

Contenido patrocinado