Buscar

Numerosos mexicanos entre soldados de EEUU naturalizados por Biden

AFP
4/07/2009 - 22:39

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró este sábado el aniversario de la Independencia estadounidense con sus soldados, participando además en una ceremonia de naturalización de 237 militares oriundos de 59 países, entre ellos muchos mexicanos y filipinos.

Los hermanos Miguel y Víctor Mendoza, el primero sargento y el segundo especialista en la infantería, fueron dos de los soldados que recibieron un certificado con su nacionalidad y una bandera de Estados Unidos.

La ceremonia se llevó a cabo en lo que antes era un palacio de Saddam Hussein y ahora una base militar en las afueras de Bagdad.

La familia de los hermanos Mendoza es natural de la ciudad de México, pero ellos viven ahora en el Condado de Orange, en California. Sus tres hermanas siguen viviendo aún en territorio mexicano.

"Yo llegué a Irak en octubre y mi hermano en noviembre. Me enrolé en el ejército porque fue siempre algo que quise hacer. Servir al país", declaró Miguel, de 29 años, en una entrevista con la AFP.

Su hermano Víctor dijo que vestir el uniforme del ejército de Estados Unidos fue un sueño para él desde niño.

"Ingresé a las fuerzas armadas por eso, por el sueño que era para mí desde pequeño. Cuando obtuve mi carta de residente estaba realmente listo para hacerlo", dijo.

"Nosotros llegamos a Estados Unidos en 1994, cuando teníamos 14 y 18 años. Sólo viajamos los tres hermanos. Nuestro padre se había ido antes y nos consiguió los papeles. Así pudimos ir a la escuela y estudiar", declaró Miguel Mendoza.

"Fuimos al colegio en Estados Unidos y asimilamos el estilo de vida estadounidense", añadió.

"Yo esperaba la naturalización desde 1998. Una vez que uno ha obtenido la residencia tiene cinco años antes de poder aspirar a la nacionalidad. Obviamente yo hubiese podido hacerlo antes, pero estaba esperando el momento propicio. Ahora los dos somos ciudadanos de Estados Unidos", dijo Miguel.

"Nos sentimos orgullosos y contentos en este día, es un gran logro, especialmente porque es hoy, en este día de la Independencia, y estamos vistiendo el uniforme del ejército de Estados Unidos. Es un gran gesto de la nación hacia nosotros, brindándonos su respaldo con la ciudadanía", añadió.

De su lado Víctor dijo que su esperanza al vestir el uniforme del ejército de Estados Unidos era "poder hacer algo por el país, cualquier cosa que me tocara. Eso significa incluso morir por algo. Mi deseo era hacer algo por el país sin tener en cuenta el peligro".

"Una vez que uno está en las fuerzas armadas es igual a los otros. Es tratado como los otros. No se puede distinguir entre quienes poseen la ciudadanía y quienes no la tienen. Entonces no es asunto de nacionalidad, es cuestión de sentirse orgullosos de lo que hacemos como soldados", agregó Miguel.

"El 11 de septiembre ocurrió; si nosotros podemos hacer algo para que eso nunca más vuelva a repetirse ¿por qué no?", dijo.

bur/mel/jo


Otras noticias

Contenido patrocinado