Buscar

Chávez pide a Obama retirar tropas de Honduras para probar rechazo al golpe

AFP
12/07/2009 - 23:50

El mandatario venezolano Hugo Chávez pidió este domingo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que retire sus tropas de la base militar de Palmerola, en Honduras, para demostrar así su rechazo al golpe en ese país.

"Si el gobierno de Estados Unidos de verdad no apoyara el golpe ya hubiera retirado todas sus tropas de Palmerola", dijo Chávez en su programa de radio y TV 'Aló, Presidente'.

"Hágalo ya, Obama, y con eso demuestra que no está apoyando el golpe. Si no lo hace, entonces está apoyando el golpe. Deje el guabineo (la ambigüedad), con un discursito y una sonrisa engaña al mundo", aseveró.

Obama ha rechazado el golpe que depuso al presidente Manuel Zelaya y el Pentágono suspendió la cooperación militar con Honduras.

Chávez, un aliado de Zelaya y quien se define a sí mismo como "antiimperialista" y "socialista", afirmó que la crisis de Honduras representa "la hora de la prueba" para Obama.

"Demuestre si es verdad que está dispuesto a enfrentar a los halcones, si no mejor que se vaya porque va a terminar peor que (el ex presidente George W.) Bush", clamó Chávez.

"Bush se asumía como jefe del imperio y lo era, Obama quiere presentarse como una blanca paloma, como un pacifista. Mejor es tener al frente al jefe del imperio, que se asume como tal, que a alguien que es y no es", sostuvo.

El presidente venezolano indicó que ha estado en contacto con otros gobernantes latinoamericanos para buscar una vía que restituya a Zelaya en la presidencia de Honduras, entre ellos la chilena Michelle Bacehelet, el mexicano Felipe Calderón, el dominicano Leonel Fernández y el boliviano Evo Morales.

"Zelaya va para Honduras. En cualquier momento les va a aparecer en cualquier parte de Honduras. El gobierno golpista verá si lo mata, él está dispuesto a morir", aseveró.

Chávez sostuvo que el gobierno de facto intenta, con el diálogo que se instaló esta semana en Costa Rica, ganar tiempo para llegar hasta las elecciones previstas en noviembre, e hizo un llamado a no reconocer a un nuevo presidente surgido de esos comicios.

"El juego de los golpistas consiste en ir retardando y retardando, apostando al desgaste del pueblo de Honduras, de Manuel Zelaya y su gobierno. Ese juego no podemos aceptarlo. No reconoceremos a ningún gobierno que surja de unas elecciones que haga esta dictadura", dijo.

"A esos militares golpistas les queda poco tiempo, no digo pocos días, sino poco tiempo", agregó.

En sus declaraciones, el mandatario venezolano objetó también una reciente entrevista de la secretaria de Estado Hillary Clinton, en la cual la funcionaria dijo que espera "ver el reconocimiento de que se puede ser un líder fuerte con opiniones fuertes sin tratar de acumular mucho poder y tratar de silenciar a la crítica".

"Obama me dijo que nunca interferiría en los asuntos internos de Venezuela: ¿Y qué fue lo que hizo la secretaria de Estado al pronunciarse sobre cosas internas de Venezuela?", se preguntó Chávez.

Las relaciones de Venezuela y Estados Unidos han vivido años de enfrentamientos, que culminaron en septiembre de 2008 con la expulsión de sus respectivos embajadores.

Sin embargo, los gobiernos de Chávez y Obama comenzaron un nuevo ciclo en sus relaciones y acordaron reinstalar a sus embajadores Bernardo Alvarez y Patrick Duddy, que ya se encuentran al frente de sus respectivas delegaciones en Washington y Caracas desde hace dos semanas.

Estados Unidos es el principal cliente petrolero de Venezuela, con compras de cerca de 1,2 millones barriles diarios de crudo.

nn/tlp

Otras noticias

Contenido patrocinado