Buscar

Bolivia quiere reencaminar relaciones con EEUU, pero nunca como "esclavos"

AFP
4/01/2010 - 19:01

El gobierno boliviano expresó este lunes su deseo de reencaminar sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos, congeladas desde 2008, pero no a cambio de que los bolivianos se conviertan en "esclavos" del país del norte.

"Queremos utilizar sus mercados (de EEUU), aprovechar su tecnología, por supuesto que necesitamos y queremos, pero no a cambio de convertirnos en esclavos", afirmó el vicepresidente y principal ideólogo del gobierno, Alvaro García, entrevistado por la emisora privada Erbol.

La autoridad consideró que las relaciones con Washington están "distanciadas (y que) hay un congelamiento de esos vínculos" desde septiembre de 2008, cuando el presidente Evo Morales expulsó al embajador estadounidense, Philip Goldberg, acusado de haber conspirado contra su gobierno.

El Departamento de Estado también echó al embajador boliviano, mientras que La Paz expulsó dos meses después la agencia antidrogas DEA, principal responsable de facilitar a Bolivia ayuda logística, financiera y de inteligencia para la lucha antidrogas, bajo el mismo cargo de complot.

La Paz y Washington retomaron en mayo pasado un diálogo bilateral con el fin de firmar un acuerdo marco de relacionamiento, aunque todavía sin resultados, con discursos mutuos de superar divergencias, aunque Estados Unidos excluyó a Bolivia de las preferencias arancelarias andinas.

El vicepresidente García acotó: "No queremos mercados (en Estados Unidos) a cambio de que nos digan quién debe ser ministro, no queremos preferencias arancelarias a cambio de que nos digan cuál debe ser nuestra política económica, porque seríamos esclavos, seríamos otra vez una colonia, un gobierno servil".

Según las autoridades bolivianas actuales, esta política de Estados Unidos hacia La Paz era común con anteriores gobiernos de corte liberal.

Bolivia pensaba que "la presencia (del presidente estadounidense Barack) Obama traería una renovación en la mentalidad imperial", pero que las presiones "no han variado", como en tiempos del mandatario George W. Bush, concluyó.

jac/emm


Contenido patrocinado

Otras noticias