Buscar

Esposa de presunto autor del ataque contra la CIA "orgullosa" de su marido

AFP
7/01/2010 - 18:04

La esposa de nacionalidad turca del jordano que cometió presuntamente el atentado suicida contra agentes de la CIA en Afganistán, dijo este jueves que se siente "orgullosa" de su marido, ante periodistas de la televisión en Estambul.

La mujer, que lucía el tradicional chador, dijo estar "orgullosa de mi marido. Hizo una gran operación en esta guerra. Ruego a Dios para que lo acepte como un mártir", según la agencia Anatolia.

El presunto autor del atentado suicida, el jordano Humam Jalil Abu Mulal al Balawi, considerado un doble agente, se hizo estallar el 30 de diciembre en una base de la CIA en Jost, en el ataque más sangriento contra los servicios de inteligencia norteamericanos desde 1983.

Defne Bayrak será "invitada" a la célula antiterrorista de la policía para prestar declaración, aclara la agencia, que cita fuentes policiales, sin decir cuándo.

El miércoles esta mujer dijo que era imposible que su marido fuera culpable de los hechos que se le imputaban, en declaraciones a la prensa turca y a la AFP.

"Mi marido no puede ser un agente de la CIA o de Jordania, porque era un hombre tranquilo. No creo que mi marido hubiera podido hacerlo", aseguró su mujer a la cadena turca NTV.

Defne Bayrak, que escribe para la prensa islamista turca, declaró a la AFP que su marido, con el que se casó hace nueve años, no viajó en marzo a Afganistán, sino a Pakistán, para completar sus estudios de medicina.

"Escribía a veces sus opiniones en internet, pero no participaba en ninguna manifestación", declaró.

El matrimonio Al Balawi no tiene antecedentes penales en Turquía, según la agencia turca Anatolia.

Defne Bayrak es autora de la obra titulada "Osama Bin Laden, el Che Guevara del Oriente".

Según páginas web islamistas, Al Balawi era un doble agente que engañó durante meses a los servicios secretos occidentales antes de cometer el atentado de Afganistán.

BA/erl-eg/lmm.


Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora