Buscar

La primera esquiadora olímpica iraní se cita con la historia en Vancouver

AFP
7/02/2010 - 15:59

La esquiadora Marjan Kalhor ha crecido junto a la estación de deportes de invierno de Dizin, al norte de Teherán, pero nunca pensó en alcanzar un logro histórico como el de convertirse, a los 21 años, en la primera iraní clasificada para los Juegos Olímpicos.

"Estoy feliz por participar en los Juegos (de Vancouver), y más aún por el honor de ser la abanderada de la delegación iraní", comentó a la AFP Kalhor, que competirá el 24 de febrero en la pista de Whistler Creekside en el slalom gigante olímpico.

Dos días más tarde, probará suerte en el slalom, con el objetivo de dar lo máximo. Será la única mujer de una delegación de cuatro personas y la única representante procedente de Oriente Medio.

Sus compañeros iraníes en la aventura olímpica, con los que viaja el lunes hacia Canadá, son Porya Saveh Shemshaki (slalom y gigante), Hossein Saveh Shemshaki (slalom y gigante) y Seyed Seyd (15 km libre).

La carrera de Kalhor empezó a perfilarse a edad muy temprana y a los 11 años ya ganó su primera competición nacional.

"He crecido en Dizin, donde esquiaba mi familia", cuenta Kalhor, cuyo modelo a seguir es la campeona austríaca Kathrin Zettel. "Comencé a esquiar a la edad de 4 años. Ganar a los 11 años el título nacional juvenil me permitió soñar", indicó.

Aunque Irán cuenta con importantes cadenas montañosas, el esquí es un deporte muy minoritario y la temporada de deportes de invierno allí es relativamente corta.

En las pistas de Dizin, en el macizo de Alborz, a 120 kilómetros de la capital del país, se reúnen habitualmente esquiadores del país, pero también extranjeros.

La joven esquiadora debe gran parte de su éxito a su hermano Rostam, ex campeón iraní de esquí alpino y actualmente director técnico de la delegación del país asiático. "Me ha motivado, comprándome material y haciéndome entrenar como había que hacerlo", explicó agradecida.

A los 16 años, Marjan Khalor se llevó el bronce en una competición en Turquía y dos años más tarde se colgó el oro en slalom y la plata en el gigante de una prueba en Líbano.

Pero su gran triunfo internacional fue, en su opinión, haber conseguido en 2009, en el Mundial de Val d'Isère (Francia), el número de puntos suficientes para clasificarse para el slalom de Vancouver-2010.

"Estaba muy contenta y me dije que podía aún mejorar y clasificarme para otras competiciones", aseveró.

Unos meses más tarde, obtuvo además su billete para el gigante de los Juegos Olímpicos, que arrancan el 12 de febrero.

Después de los Juegos, Kalhor, que estudia para ser profesora de Educación Física, tiene como objetivos clasificarse para los Juegos Asiáticos de invierno de Kazajistán-2011 y sueña con prolongar su aventura olímpica en la cita rusa de Sochi-2014.

Desde su primera aparición en 1956 en Cortina d'Ampezzo, Irán ha tenido representación en nueve edición de los Juegos Olímpicos de invierno. Su mejor resultado fue la 30ª plaza de Hassan Shemshaki en el slalom de Nagano-1998.

De acuerdo a las estrictas reglas de vestuario en la República Islámica iraní, Kalhor llevará un velo sobre su casco durante las pruebas. "El esquí es un deporte en el que hay estar totalmente vestido. Así que no hay problema con el vestuario: respetaré el código de vestimenta islámico", aseveró.

fpn/jac/gk/dr


Otras noticias

Contenido patrocinado