Buscar

Personas centenarias, presos y extranjeros también votan en Costa Rica

AFP
7/02/2010 - 21:21

Personas centenarias, indígenas, presos y extranjeros naturalizados conforman algunos de los grupos con características especiales que participan este domingo en las elecciones de Costa Rica, para renovar los poderes del Estado.

Según datos del Tribunal Supremo de Elecciones, un total de 293 personas de más de cien años están habilitadas para votar en los comicios en este país que tiene una de las expectativas de vida más altas de América Latina.

Este sector forma parte del numeroso grupo de ciudadanos de la tercera edad (de más de 60 años) que integran el padrón electoral, un total de 415.938, equivalente al 14,7% de los 2,8 millones de electores.

Las cámaras de la televisión local han captado cómo algunos de estos ciudadanos han llegado a ejercer su derecho en sillas de ruedas y ayudados por sus familiares.

Otro grupo muy particular es el de los extranjeros naturalizados, entre los cuales se cuentan mayoritariamente salvadoreños, colombianos, nicaragüenses, cubanos, chinos, panameños y peruanos.

Sin embargo, la nacionalidad dominante es la de los nicaragüenses, que son 20.986, un 54% de los 38.846 extranjeros que votan.

Se estima que en Costa Rica hay entre 500.000 y 800.000 emigrantes nicaragüenses, muchos de ellos en condición irregular, que representan un porcentaje muy significativo de la población total, estimada en 4,5 millones de habitantes.

Curiosamente, los indígenas con derecho a voto son 27.171, apenas un 0,96% del padrón electoral.

La población indígena de Costa Rica se concentra en reservas en algunas regiones del sur del país, en las costas del Pacífico y del Caribe, así como en la región norte.

Por otra parte, un total de 6.103 personas que se encuentran recluidos en centros penales podrán ejercer el sufragio en juntas receptoras instaladas en las mismas prisiones.

El TSE informó que ha instalado un total de 37 mesas en las cárceles, con el fin de garantizar el ejercicio del derecho al sufragio a las personas detenidas, al que la Constitución costarricense se lo conserva incluso sin han sido condenados penalmente.

on/af/tm


Otras noticias

Contenido patrocinado