Buscar

Burdeos se impone en Grecia y encara con optimismo la Champions

AFP
23/02/2010 - 23:19

Burdeos, campeón francés, logró un gran triunfo por 1-0 frente al Olympiacos griego, este martes en su visita a El Pireo en partido de octavos de final de ida de la Liga de clubes Campeones de Europa de fútbol, por lo que podrá abordar con tranquilidad el duelo de vuelta.

En el estadio Karaiskaki del puerto cercano a la capital Atenas, ante unos 30.000 espectadores, los bordeleses hicieron una buena operación gracias al solitario gol del defensa Michael Ciani en los descuentos del primer tiempo (45+2).

Este, anotó con un certero cabezazo al recepcionar un balón lanzado por Yoann Gourcuff en un tiro libre, sin lugar a dudas en un momento capital del encuentro, por su carga psicológica.

Los 'Girondins', a diferencia de muchos partidos en esta temporada, se mostraron sólidos en defensa, y en términos generales controlaron el juego durante casi todo el partido, confirmando su condición de favorito en los papeles.

"Vinimos a jugar un partido con mucho rigor, sobre todo en cuanto a nuestro sistema. En el primer tiempo, a pesar de disponer de pocos espacios tratamos de ponerlos en peligro, y anotamos en el mejor momento. En el segundo los dejamos venir... En el conjunto del partido, estoy muy satisfecho con el Burdeos de esta noche", declaró el entrenador francés Laurent Blanc tras el duelo.

Los franceses se mostraron aplicados y meticulosos en su juego, por momentos quizás hasta un poco aburridos. No obstante, con Ludovic Sané, reemplazante del lesionado Alou Diarra, en muy buena forma, y el brasileño Fernando, también muy despierto, cortaron la creación para el contragolpe de los anfitriones.

El equipo francés dispuso de otras ocasiones de gol que no supo concretar. El brasileño Wendel tuvo al menos tres, pero esta noche estuvo con la póvora mojada (32, 38 y 81), mientras su compatriota Fernando había lanzado un disparo muy fuerte en la primera parte bien rechazado por el arquero y capitán griego Antonios Nikopolidis (26)

Además, el propio Ciani cabeceó un balón afuera a pocos minutos de comenzada la segunda mitad (52).

Sobre el final del partido hubo al menos una ocasión de gol para cada equipo, y los griegos perdieron la igualada por muy poco, ya en los descuentos, como consecuencia de una gran intervención del arquero Cedric Carrasso ante un gran cabezazo del defensa central sueco de los griegos, Erik Olof Mellberg (90+3).

El duelo puede considerarse casi de "guante blanco", puesto que el árbitro inglés Howard Webb mostró cuatro tarjetas amarillas, dos a cada equipo.

Con este resultado, los pupilos de Blanc encaran la vuelta en el estadio Chaban-Delmas de la capital mundial del vino de manera inmejorable, con la serenidad que da un gol en el exterior, y sin haber encajado ninguno.

bur/age


Otras noticias

Contenido patrocinado