Buscar

Vaticano.- El Papa ordena investigar las diócesis irlandesas con casos de pederastia y pide perdón a las víctimas

20/03/2010 - 13:09

Benedicto XVI afirma que los responsables responderán ante los tribunales y dice sentir "vergüenza" por los abusos

Benedicto XVI afirma que los responsables responderán ante los tribunales y dice sentir "vergüenza" por los abusos

ROMA, 20 (EUROPA PRESS)

El Papa Benedicto XVI anunció hoy que el Vaticano emprenderá una investigación formal de las diócesis irlandesas afectadas por los casos de pederastia y pidió perdón a las víctimas de los abusos sexuales cometidos por los sacerdotes católicos en Irlanda

Además ha garantizado que los culpables de tales actos responderán "ante Dios" y los tribunales, en lo que es la primera declaración pública formulada desde el Vaticano ante este tipo de acusaciones, y llama a la Iglesia de Irlanda a emprender un "camino a la renovación".

Benedicto XVI aseguró que sentía "vergüenza y remordimientos" por el sufrimiento experimentado por las víctimas de estos abusos. "Me perturba la información que ha salido a la luz sobre el abuso de niños y jóvenes vulnerables por los medios de la Iglesia en Irlanda. en particular por los sacerdotes y religiosos", escribió el Papa.

"Sólo puedo compartir la consternación y la sensación de traición que tantos de vosotros habéis experimentado al conocer estos actos criminales y pecaminosos y la forma en la que las autoridades eclesiásticas en Irlanda han manejado esta cuestión", aseguró.

De igual modo, el Papa declaró su intención de reunirse en persona con algunas de las víctimas. "Habéis sufrido penosamente y lo siento mucho", declaró en la pastoral, firmada ayer, y que será leída mañana en forma de sermón en todas las iglesias católicas de Irlanda, país que tiene previsto visitar "a su debido tiempo" para poner en práctica medidas de carácter "renovador".

"Sé que nada podrá deshacer el mal que habéis sufrido. Vuestra confianza ha sido traicionada, y vuestra dignidad violada. Muchos de vosotros os habéis dado cuenta de que, cuando habéis reunido el valor para hablar, nadie os ha escuchado", indicó en la misiva.

Benedicto XVI aseguró que los culpables de este abuso "responderán ante Dios y ante los tribunales pertinentes por las acciones criminales y pecaminosas que han cometido". De igual modo, el Papa reconoció que esta crisis ha sacudido las creencias de muchos fieles y que ha llevado incluso a muchos a renegar de la Iglesia Católica. "Se ha oscurecido la luz del Evangelio hasta un punto al que ni siquiera habían llegado siglos de persecución", lamentó.

CULPABLES Y ENCUBRIDORES

A los culpables, el Papa les instó a que "asuman la responsabilidad de sus pecados" y "busquen personalmente la expiación por sus acciones". "Habéis traicionado la confianza que habían depositado en vosotros esos jóvenes inocentes y sus padres, y debéis responder por ello ante Dios Todopoderoso y ante los tribunales pertinentes. Habéis traicionado el cariño de la gente de Irlanda, y habéis avergonzado y deshonrado a vuestros hermanos", acusó.

"Además del daño inmenso causado a las víctimas, se ha dañado enormemente a la Iglesia y la percepción pública del sacerdocio y la vida religiosa", añadió Benedicto XVI, antes de instar a los responsables a purgar sus pecados y a ponerse en manos de los tribunales de manera voluntaria. "Reconoced abiertamente vuestra culpa, y someteos a las demandas de la justicia, pero no desesperéis de la piedad de Dios", indicó.

Benedicto XVI se dirigió tanto a los responsables como aquellos quienes les encubrieron. "Hay que admitir graves errores de juicio y fallos de liderazgo que han minado seriamente su credibilidad y eficacia", señaló. "Sólo a través de una acción decisiva, llevada con completa honestidad y transparencia, restaurará el respeto y la buena voluntad de los irlandeses hacia la Iglesia a la que hemos consagrado nuestras vidas".

RENOVACIÓN

El Papa Benedicto XVI propone en su misiva una serie de "iniciativas concretas" para que los católicos de todo el mundo tengan la oportunidad de "reparar los pecados del abuso que tanto daño han causado y, al mismo tiempo, imploren la gracia de una fuerza renovada y un profundo sentido de propósito por parte de todos los obispos, sacerdotes, religiosos y fieles", en general.

A tal efecto, el Papa anunció su intención de realizar una Visitación Apostólica a ciertas diócesis irlandesas, que se desarrollará "a su debido tiempo" y en colaboración con la Curia Romana y la Conferencia Episcopal de Irlanda, para ayudar a la Iglesia local "en su camino a la renovación".

De igual modo, propone la creación de una Misión a nivel nacional, que contará con la asistencia de "predicadores experimentados" de todas partes del mundo, en la que sus asistentes podrán "apreciar con mayor profundidad sus respectivas vocaciones y redescubrir las raíces de su fe en Jesucristo".

Otras noticias

Contenido patrocinado