Buscar

Los secuestradores de dos austríacos piden un canje con islamistas

AFP
15/03/2008 - 16:02

Los dos rehenes austríacos en manos de la división magrebí de Al Qaida, que exige a cambio de ellos la liberación de presos islamistas de Argelia y Túnez antes del domingo a medianoche, se encontraban este sábado en Mali, según informaciones de prensa.

El diario argelino Annahar publicó este sábado que los secuestradores y los rehenes fueron localizados en una zona a 150 km de Kidal (norte de Malí), donde se encuentra el cuartel general del jefe de la rama de Al Qaida en el Sahel.

El pasado 22 de febrero los austriacos Wolfgang Ebner, de 51 años, y su compañera Andrea Kloiber, de 44, fueron secuestrados en Túnez por unos individuos que posteriormente reivindicaron su pertenencia a Al Qaida.

Según la web del diario independiente argelino, el antiguo embajador austríaco Anton Prohaska llegó este sábado a la capital de Mali para dirigir "las negociaciones con los secuestradores".

Las autoridades de Mali siguen sin confirmar ni desmentir la presencia en su territorio de los secuestradores y sus rehenes.

Oficialmente, Austria rechaza cualquier negociación con terroristas, mientras que Argelia dijo no sentirse "concernido directamente" por este asunto.

Argelia "no se siente directamente concernido por el asunto de los dos rehenes" austríacos porque "su secuestro tuvo lugar en un sitio diferente al territorio de Argelia" y porque "los rehenes se encuentran actualmente en territorio no argelino", en Mali, dijo el primer ministro argelino Abdelaziz Beljadem.

A la pregunta de si estaban en contacto con Viena, Beljadem respondió: "Estamos en contacto con todos los países en el marco de la lucha antiterrorista".

Según Annahar, los secuestradores exigieron la liberación de cinco islamistas argelinos, entre ellos Amar Saifi, conocido como "El paracaidista".

De acuerdos con Al Jabar, otro diario independiente, el comando también pide la liberación de diez islamistas tunecinos encarcelados en su país. Se trata de un grupo que había regresado a su país en 2006 "para abrir un nuevo frente", tras haber recibido entrenamiento en Argelia.

Los padres de Kloiber pidieron en un mensaje dirigido a los captores que les dejen irse, lo mismo que el líder religioso de la comunidad musulmana austríaca, Anas Schakfeh, que exigió su liberación "inmediata e incondicional".

"Pasamos noches sin dormir. Estamos sufriendo lo indecible. Por favor dejen que nuestros chicos se vayan", dice la madre de Kloiber, Christine Lenz, en un vídeo que enviaron a la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

Los secuestradores también exigieron el pago de un rescate, por un montante que no precisó, indicó una fuente cercana al equipo de crisis formado en el ministerio austriaco de Relaciones Exteriores.

La organización que reivindicó el secuestro, unida a Al Qaida desde septiembre de 2006, ya organizó en 2003 el secuestro en el Sáhara argelino de 32 turistas europeos (suizos, alemanes y holandeses).

En aquella ocasión, 17 de ellos fueron rescatados en Tamanrasset (sur de Argelia) por el ejército y otros 14 recuperaron su libertad tras el pago por Alemania de 5 millones de euros, según informaciones nunca confirmadas oficialmente. Una turista alemana falleció en el desierto, a causa de una insolación.

Contenido patrocinado

Otras noticias