Buscar

DEPORTES
¿El Mundial de las sorpresas? Ni Alemania, ni Brasil, ni España ni Argentina ganan en su debut

Cheney visita Irak para impulsar la reconciliación política

AFP
17/03/2008 - 11:59

El vicepresidente estadounidense Dick Cheney exhortó el lunes a los países árabes a enviar embajadores a Irak, al entender que es necesario para frenar la influencia de Irán en su vecino y en la región.

"Nuestros amigos árabes harían algo bueno si envían embajadores a Irak", declaró Cheney a la prensa en Bagdad, a donde llegó en una visita sorpresa en la víspera del quinto aniversario de la invasión estadounidense de Irak, el 20 de marzo de 2003.

"Creo, especialmente si los Estados árabes están inquietos por la influencia iraní en Irak, que uno de los medios para contrarrestar esa situación es que se comprometan a estar presentes aquí" en Irak, dijo el vicepresidente.

Este viaje se produce tres días antes del quinto aniversario del inicio de la intervención militar estadounidense en Irak, el 20 de marzo del 2003. Cheney fue uno de los principales artífices de esta operación, que con el tiempo se ha vuelto muy impopular en Estados Unidos.

Según fuentes de su entorno, esta visita, rodeada de un importante dispositivo de seguridad, permitirá al vicepresidente hacerse una idea de los cambios acontecidos en Irak desde su última visita, en mayo del 2007.

La llegada de refuerzos estadounidenses, el alistamiento de combatientes sunitas como auxiliares de seguridad y una tregua de la principal milicia chiita trajeron consigo un descenso considerable de la violencia en Bagdad y en el oeste del país. No obstante, una serie de atentos sangrientos recientes hacen temer un recrudecimiento de los ataques en la capital de Irak, un país carcomido por una violencia política e interreligiosa que se ha cobrado decenas de miles de vidas de civiles desde 2003.

Poco después de la llegada de Cheney, Bagdad se estremeció por una explosión de gran potencia, de origen desconocido. A media mañana se oyó otra explosión, debida a un disparo de mortero contra la ultraprotegida 'zona verde', donde se encuentra la embajada de Estados Unidos, según una fuente del ministerio del Interior iraquí.

Impulsar la reconciliación política es la principal meta de la visita de Cheney. En una entrevista reciente con el Washington Post, el general Petraeus recalcó que el nivel de entendimiento entre las facciones está lejos de ser satisfactorio.

Esta lentitud preocupa sobremanera a Washington, por considerar que el despliegue de unos 160.000 militares estadounidenses en Irak debería haber creado las condiciones de seguridad necesarias para alcanzar un acuerdo político sólido entre los diferentes protagonistas. Cheney exhortará a los responsables iraquíes "a seguir demostrando que pueden hacer progresos", afirmó un responsable estadounidense que pidió el anonimato.

El Parlamento iraquí votó recientemente varias leyes esenciales sobre el poder de las provincias, las elecciones regionales de octubre y la reinserción de los funcionarios y militares del régimen de Sadam Husein, derrocado por la invasión.

El general Petraeus y el embajador Crocker presentarán en abril un nuevo informe al Congreso estadounidense sobre la situación en Irak, donde la guerra mató a casi 4.000 militares estadounidenses y costó al menos 400.000 millones de dólares.

El conflicto iraquí se ha convertido en uno de los temas más polémicos de la campaña por las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. El precandidato republicano con más posibilidades de ser investido por su partido, John McCain, defensor a ultranza de la guerra, también se encuentra de visita en Bagdad.

Irak es la primera etapa de la gira de Cheney por Oriente Medio, dedicada a paliar la influencia de Irán en la región y a fomentar el proceso de paz israelo-palestino.

Otras noticias

Contenido patrocinado