Buscar

China refuerza medidas de seguridad para recibir la llama olímpica

AFP
30/03/2008 - 16:17

China ha reforzado las medidas de seguridad, principalmente en Pekín, que recibirá el lunes la llama olímpica, mientras el Gobierno tibetano en el exilio y organizaciones protibetanas dieron parte este domingo de nuevos incidentes en Lhasa.

La plaza de Tiananmen, en la capital, donde llegará la llama el lunes antes de comenzar los relevos por todo el mundo, está recibiendo la máxima atención de las autoridades chinas. Para evitar un incidente como el ocurrido el lunes en la ceremonia de encendido de la llama en Olimpia (Grecia), perturbada por militantes de la organización francesa Reporteros Sin Fronteras (RSF), las autoridades chinas anunciaron que procederán a controles aleatorios, según la página web del gobierno.

El domingo, en Atenas, donde la llama será entregada oficialmente a los organizadores chinos, el Comité Olímpico Griego retrasó varias horas el relevo para reducir el tiempo de paso de la llama por la ciudad y de paso los riesgos de que se produzca un incidente.

A partir del miércoles 2 de abril y antes de su regreso a Pekín para la inauguración de los Juegos el 8 de agosto, la llama hará un periplo por todo el mundo que se anuncia agitado. Los militantes hostiles al régimen chino y los movimientos pro tibetanos ya han previsto manifestaciones en Londres, París y San Francisco.

El relevo, a lo largo de 137.000 km y 130 días, pasará por el Tíbet y subirá al monte Everest, el más alto del mundo, en mayo. "Separatistas venidos de China y del extranjero intentan sabotear el paso de la llama por el Tíbet", dijo a la prensa Baema Chilain, vicepresidente de la región del Tíbet. "Estamos confiados y somos capaces de garantizar la seguridad del relevo", añadió.

El sábado continuaba la tensión en Lhasa, según el gobierno tibetano en el exilio y organizaciones pro tibetanas, que hablaron de un incidente que no pudo ser corroborado por la AFP. El incidente se produjo cuando cientos de residentes del barrio tibetano corrieron despavoridos cuando la policía se disponía a efectuar controles de identidad, según International Campaign for Tibet y Free Tibet Campaign, que citaron a sus propias fuentes.

El incidente llevó a la policía a rodear los templos budistas de la zona y a cerrar tiendas, según las mismas fuentes, que añadieron que no hubo violencia. Las autoridades locales corroboraron los hechos, según los activistas. El 14 de marzo, Lhasa fue escenario de violentas manifestaciones que degeneraron en disturbios y se propagaron a las provincias chinas limítrofes. Según Pekín, los manifestantes mataron a 18 civiles y dos policías.

El gobierno tibetano en el exilio dio un balance de entre 135 y 140 tibetanos muertos a manos de las fuerzas del orden. El domingo, las autoridades chinas anunciaron el despido del director de la comisión de asuntos tibetanos, convirtiéndose en lo que parece ser la primera víctima política de los disturbios.

La policía china también detuvo a 26 personas, sospechosas de participación en las recientes manifestaciones antichinas, y requisó pistolas, balas, explosivos y cuchillos en el monasterio de Geerdeng, en la provincia de Sichuan (suroeste), limítrofe con el Tíbet, anunció este domingo la agencia oficial China Nueva citando a la policía local.

La policía no precisó si los detenidos son monjes. Los monjes tibetanos de ese monasterio habían participado en manifestaciones violentas contra edificios del gobierno, dos días después de los disturbios sangrientos de Lhasa, según las autoridades chinas y tibetanos en el exilio.

Los disturbios en Sichuan dejaron ocho muertos, según grupos pro tibetanos, cuatro heridos según las autoridades chinas. En un acto de protesta, decenas de tibetanos participaron el domingo en Nueva Delhi en el encendido de una "llama de la independencia", que también será llevada por todo el mundo, constató la AFP.

Contenido patrocinado

Otras noticias