Buscar

Los talibanes de Pakistán saludan el llamamiento al diálogo del Gobierno

AFP
30/03/2008 - 16:22

El movimiento talibán paquistaní acogió satisfactoriamente este domingo el llamamiento al diálogo político del nuevo primer ministro, Yusuf Raza Gilani.

El primer ministro instó el sábado a los combatientes islamistas a deponer las armas e incorporarse a la vida política.

"Nos alegramos de este anuncio del gobierno federal de entablar negociaciones con el movimiento de los talibanes para mejorar la seguridad en el país", declaró Maulvi Omar, portavoz del grupo, durante una entrevista telefónica con varios periodistas.

El llamamiento "tendrá un impacto muy positivo sobre la situación de la seguridad", insistió, pese a advertir de que "el gobierno federal debería dejar de luchar inmediatamente por los intereses estadounidenses".

"El gobierno debe poner fin inmediatamente a su política pro estadounidense que no conviene al gobierno ni al pueblo de Pakistán", agregó Maulvi (término que designa a un erudito religioso).

"Estamos dispuestos a negociar con todos aquellos que depongan sus armas y estén dispuestos a hacer la paz", prometió el sábado Gilani, del partido de la asesinada líder Benazir Bhutto, ante la Asamblea Nacional, donde recibió el respaldo de los diputados.

Los partidos de la oposición ganaron por amplio margen las elecciones legislativas del 18 de febrero, una victoria que les ha permitido diezmar los apoyos políticos del jefe del Estado, Pervez Musharraf.

Los vencedores de las urnas anunciaron ya su intención de "revisar" la estrategia antiterrorista del Estado.

Pakistán, aliado clave de Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo, es escenario de una oleada de atentados sangrientos reivindicados o atribuidos a los talibanes o a los miembros de Al Qaida, en los que han muerto más de mil personas desde enero del 2007.

La zona tribal paquistaní, fronteriza con Afganistán, también afronta un recrudecimiento de la violencia desde que se refugiaron en ella cientos de combatientes islamistas vinculados a Al Qaida y a los talibanes, a pesar de las operaciones del Ejército paquistaní por controlar este territorio.

str-mmg/thm/jum/erl/app

Contenido patrocinado

Otras noticias