Buscar

R.Unido.- Las cancelaciones en la T5 seguirán la semana próxima y BA se replantea las ampliaciones de vuelos en abril

30/03/2008 - 17:37

Voluntarios trabajan para resolver la crisis, en la que se cuestiona el control de BAA (Ferrovial) sobre los aeropuertos británicos LONDRES, 30 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) Las cancelaciones de vuelos en la terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathrow debido al bloqueo del sistema de reparto de equipaje que se produjo el día mismo de la apertura el pasado jueves se prolongarán a la próxima semana, con al menos 54 anulados para mañana y un número todavía por determinar para el martes, y ha provocado que British Airways se replantee las previsiones inmediatas de ampliación de las operaciones.

La compañía estudia posponer la transferencia de los desplazamientos de largo recorrido desde la terminal cuatro a la nueva, fijada inicialmente para finales de abril, y decidirá en base a la evolución de la crisis. Así, un portavoz declaró que aunque "no se ha hablado de alterar el plan, obviamente, a la luz de lo que ha pasado en los últimos días, es prudente revisar la situación".

La jornada de hoy ha visto cómo se han cancelado 37 vuelos --el 15 por ciento del total--, con todo, casi la mitad de los 67 anulados ayer, una cantidad que se acerca más a los 54 previstos para mañana, si bien la aerolínea reivindicó que el porcentaje de suspensiones se está recortando, tras 208 aviones que no pudieron despegar en las tres primeras jornadas de funcionamiento de la terminal, que vio, incluso, cómo era necesario suspender la facturación en su estreno.

Mientras, unos 400 voluntarios de la aerolínea trabajan actualmente en el que era su día libre para intentar trasladar la normalidad a un mecanismo de 18 kilómetros de cintas transportadoras diseñado para procesar 12.000 maletas por hora pero que, hasta ahora, sólo ha conducido al retraso en la devolución de las pertenencias de los viajeros, a la salida de aviones vacíos y a la pérdida de unos 15.000 bultos.

MEDIDAS

Las miles de maletas se han tenido que repartir a las demás terminales del aeródromo londinense para su procesado y las correspondientes al Reino Unido se entregarán por mensajero, mientras que las de destinos internacionales se repartirán en otros vuelos. Además, equipo de ingenieros e informáticos del operador del aeropuerto, BAA (del grupo español Ferrovial), y de la propia British Airways se encuentran en las instalaciones, que costaron unos 6.000 millones de euros, para controlar los problemas en el momento mismo en que surjan.

No obstante, en un comunicado, la compañía recordó que la recuperación de la normalidad "lleva tiempo", puesto que las maletas deben someterse al control de seguridad mediante la supervisión en las pantallas de seguridad, un proceso que se dilatará aún más debido a la obligación de proceder manualmente por la incapacidad de afrontarlo de forma automática por el fallo del sistema de equipaje.

Paralelamente, los trabajadores de las distintas divisiones han denunciado la presión a la que están sometidos por la reacción de cientos de pasajeros ante las esperas y cancelaciones de los vuelos. Con todo, la firma británica ha negado las informaciones difundidas por algunos medios de comunicación que recogían que se habían llegado a registrar peleas entre los empleados debido a las condiciones extremas en las que desarrollan su trabajo.

PROTAGONISTAS

Por su parte, el Ejecutivo confirmó a d e la ministra de Transportes, Ruth Kelly, los contactos con BAA y BA para supervisar la situación en la línea de que, "aunque los problemas deben resolverlos ambos, el Gobierno está preparado para ayudar". "Todo lo que sea posible debe hacerse para ofrecer un mejor servicio a los trabajodres que desgraciadamente todavía tienen que afrontar la cancelación y retrasos de sus viajes", declaró.

En este contexto, operador y compañía aérea se señalan mutuamente como origen de la crisis, que ha alentado a los que critican el control que BAA, propiedad de Ferrovial desde el pasado año, ostenta en las bases de Heathrow, Gatwick y Stansted. Así, las demás aerolíneas han aprovechado ya el caos de la T5 para destacar que el monopolio de BAA sobre los aeropuertos brtiánicos debe acabar. "Ha abusado de su posición", aseguró a 'The Independent' el presidente de BMI, Nigel Turner.

Otras noticias

Contenido patrocinado