Buscar

El ex militar argentino Cavallo sale de prisión para ser extraditado a Argentina

30/03/2008 - 21:05

El ex militar argentino Ricardo Miguel Cavallo salió hoy a las 11.00 horas de la madrileña cárcel de Alcalá-Meco, donde se encontraba cumpliendo condena de carácter provisional desde el 1 de febrero de 2007, para ser extraditado a Argentina, según informó a Europa Press el propio abogado de Cavallo, Fernando Pamos de la Hoz. Cavallo está acusado en Argentina de detención ilegal, torturas, extorsión, robos y falsificación de documentos.

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El pasado 14 de marzo la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional autorizó --a instancias del Consejo de Ministros-- su extradición a Argentina archivando así la causa por delitos de lesa humanidad cometidos presuntamente durante la dictadura militar de su país que se seguía contra él en España, pero el presunto represor no ha sido trasladado de la prisión hasta ahora.

Cavallo estaba interno en el módulo ocho de la citada prisión madrileña --destinado a miembros de las fuerzas y Cuerpos de Seguridad, funcionarios o militares--, donde coincidió con el también ex militar argentino Juan Carlos Fotea, quien tardó mes y medio en ser entregado a Argentina después de que el Consejo de Ministros acordase su extradición.

Según el letrado, Cavallo le manifestó en su momento su "satisfacción" por la decisión del la Audiencia Nacional que el pasado 1 de febrero autorizó su extradición, según añadió, "aunque sólo sea por los siete años de lucha por ser juzgado en Argentina ante el juez natural".

El pasado 19 de marzo fue extraditado también desde España a Argentina el ex agente de la Policía Federal argentina Rodolfo Eduardo Almirón, acusado de ser uno de los jefes de la organización parapolicial Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), para ser juzgado por delitos supuestamente cometidos en la década de 1970.

AUTO DE LA AUDIENCIA NACIONAL

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu libró el 14 de marzo un oficio a la Interpol en el que le pidió que se ejecutase la extradición a Argentina de Cavallo para que sea juzgado por los delitos de lesa humanidad que presuntamente cometió durante la dictadura militar de su país, entre 1976 y 1983, informaron fuentes jurídicas.

La Sección Tercera, que preside el magistrado Alfonso Guevara, argumentó su decisión en el "locus delicti", es decir, en la necesidad de dar "absoluta prioridad del fuero del lugar de comisión de los hechos y la necesidad unida en el enjuiciamiento de otros procesados".

La entrega de Cavallo a Argentina ha sido posible una vez que el juez Andreu recibiese el pasado 7 de febrero la autorización de México, ya que fue este país el que le detuvo en 2000 y tres años después, el 26 de junio de 2003, lo extraditó a España a petición del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para juzgarlo por los delitos de genocidio, terrorismo y torturas.

Desde el 1 de febrero de 2007 Cavallo se encuentra en la cárcel por orden de Andreu, ante quien compareció de manera voluntaria un día después de que la Sección Tercera de la Sala de lo Penal le dejase en libertad tras haber permanecido en prisión desde su detención en México en agosto de 2000.

En Argentina, el juez Sergio Torres procesará a Cavallo por delitos de detención ilegal, torturas, extorsión, robos y falsificación de documentos.

No obstante, la fase de instrucción en Argentina comenzará desde cero, ya que no hay procesamientos a Cavallo realizados con anterioridad. A su llegada a la capital argentina, Cavallo será puesto a disposición del juez Torres e ingresará en la prisión federal de Marcos de Paz, a las afueras de Buenos Aires.

DELITOS CONTRA LA HUMANIDAD

Cavallo, conocido con el alias de 'Sérpico', está acusado de delitos de lesa humanidad perpetrados durante la dictadura en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), donde fueron secuestradas, torturadas física y psicológicamente y desaparecidas unas 5.000 personas.

El ex militar argentino podría haber sido juzgado en España por estos crímenes después de que el pasado 17 de julio 2007 el Tribunal Supremo reconociese la legitimidad de la Audiencia Nacional para juzgar este caso al rechazar la cesión de jurisdicción en favor de Argentina que acordara en su día la propia Audiencia Nacional.

El Supremo estimó los recursos presentados por la Fiscalía y las numerosas acusaciones personadas en la causa contra un auto de la Audiencia Nacional que previamente había estimado la pretensión de Cavallo de ser extraditado a su país de origen, para ser allí enjuiciado. La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitaba para el presunto represor entre 13.000 y 17.000 años de cárcel.

Contenido patrocinado

Otras noticias