Buscar

El capitán del equipo de India de fútbol rechaza llevar la llama olímpica

AFP
1/04/2008 - 16:42

El capitán del equipo de India de fútbol se convirtió en el primer deportista en boicotear la llama olímpica al negarse a ser relevista en el paso por su país, dentro de dos semanas, como protesta por la represión china en el Tíbet, declaró este martes a un diario local.

Braichung Bhutia, de religión budista y originario del Estado de Sikkim, cerca de Tíbet, Nepal y Bután, ha enviado una carta explicando su postura al Comité Olímpico de India, "como muestra de solidaridad" con los tibetanos.

"Soy un simpatizante de la causa tibetana. Tengo mucho amigos en Sikkim que son budistas (religión de los tibetanos). Es mi forma de apoyar al pueblo de Tíbet y a su lucha", explicó el futbolista al 'Times of India'.

Su decisión de no formar parte del relevo de la llama olímpica es "totalmente personal", precisó. Bhutia, de 31 años, es una estrella en India, donde ha sido una de las personas elegidas para promocionar el fútbol, en un país donde el cricket es el deporte nacional.

El secretario general del Comité Olímpico Indio, Randhir Singh, declaró que no sido informado directamente de la decisión del deportista.

la selección nacional de fútbol no estará presente en los Juegos al no lograr su clasificación, continuando con un nivel competitivo muy bajo, que la pone en muchos apuros en las competiciones internacionales.

El fuego olímpico llegará a India el 17 de abril, con medidas de alta seguridad, teniendo en cuenta el gran número de exiliados tibetanos que residen en el país, en la zona de Dharamsala, donde también se encuentra su líder espiritual y político, el Dalai Lama.

En principio el paso de la llama por India se hará con una etapa en Nueva Delhi, no pasando por Bombay, al considerar que allí hay más riesgo de manifestaciones de exiliados tibetanos.

El gesto de Bhutia no ha sido seguido por los otros tres atletas indios que fueron seleccionados para el relevo del fuego olímpico.

Nueva Delhi reconoce la soberanía de Pekín sobre el Tíbet y ha pedido en varias ocasiones a los refugiados tibetanos que no lleven adelante campañas anti-China en su territorio. En las últimas semanas han sido frecuentes actos de protesta en Dharamsala e incluso en la capital del país, donde manifestantes tibetanos quemaron el lunes banderas chinas.

El Gobierno tibetano en el exilio, por medio del portavoz Thubten Samphel, dijo a la AFP que apreciaba el gesto del futbolista, mientras que el presidente del Congreso de la Juventud del Tíbet, Tsewang Rigzin, calificó a Bhutia como "un icono para los jóvenes indios".

nr/dr/age

Contenido patrocinado

Otras noticias