Buscar

El Reino Unido debate el candente tema de la inmigración

AFP
1/04/2008 - 18:16

La inmigración masiva ha tenido "poco o ningún impacto" en el bienestar económico de los británicos, y en algunos casos ha sido negativa, afirma un informe parlamentario divulgado este martes, que pone en tela de juicio la posición del Gobierno de que la inmigración es buena para la economía.

Titulado 'El impacto económico de la inmigración', el informe de los lores cuestionó directamente la afirmación del gobierno del primer ministro británico Gordon Brown de que se necesitan trabajadores extranjeros para evitar la falta de mano en la economía británica.

"La inmigración crea ganadores y perdedores en términos económicos. Los mayores ganadores son los inmigrantes y sus empleadores en el Reino Unido", señala el informe elaborado por el Comité de Asuntos Económicos de la Cámara alta del Parlamento británico. Los lores consideran que el flujo de inmigrantes (1,5 millón desde 1997) ha provocado un recorte de los sueldos y ha perjudicado la formación laboral de millares de jóvenes británicos, que el documento ubica entre "los perdedores".

El informe, en cuya elaboración participaron ex ministros del Tesoro, alerta también del "peligro" de que la inmigración contribuya a la demanda de vivienda y al aumento de los precios de las casas.

Los lores reclaman por eso al gobierno que fije una cuota migratoria, definiendo el límite en el número de extranjeros que puedan ingresar al país. Además de pedir que las autoridades establezcan un límite "explícito" sobre la entrada de extranjeros al Reino Unido, el informe de los lores recomienda que el gobierno establezca restricciones en las políticas de reagrupación familiar.

Respondiendo a la publicación del informe, Brown destacó este martes en su rueda de prensa mensual el aporte de los inmigrantes a la economía del país, y se dijo opuesto al reclamo de imponer un límite a la entrada de extranjeros.

Brown subrayó que muchas empresas británicas se verían afectadas por la falta de mano de obra, si se imponen esas cuotas, y recalcó que la economía del Reino Unido se ha beneficiado con el ingreso de profesionales y mano de obra cualificada.

El jefe del gobierno británico opinó que el gobierno ha respondido a la preocupación de muchos británicos por el número de inmigrantes con el nuevo sistema inmigratorio actual, que entró en vigencia hace unas semanas. Ese sistema actual, basado en puntos, impedirá la llegada de inmigrantes no calificados provenientes de países que no forman parte de la Unión Europea (UE), enfatizó Brown.

El jefe del Ejecutivo británico enfatizó que la capital británica es un ejemplo de integración de los inmigrantes. "Mucha gente en Londres sabe que se ha beneficiado de manera considerable" de la inmigración, afirmó Brown, sobre uno de los temas más candentes en la agenda británica.

Contenido patrocinado

Otras noticias