Buscar

Misión de la OEA evalúa en Bolivia las claves de la crisis política

AFP
1/04/2008 - 19:24

Una misión de la OEA inició este martes una evaluación de la crisis política de Bolivia jaqueada hace meses por pugnas políticas y regionales, y fuertemente dividida por una Constitución estatista y aspiraciones autonomistas de varias regiones.

"Estamos simplemente explorando la disponibilidad de los actores políticos para ver si nosotros podemos ayudar o no ayudar, si la cuestión es que somos más molestia que ayuda, pues, no molestaremos", sostuvo el ex canciller argentino Dante Caputo, subsecretario de Asuntos Políticos de la OEA, quien encabeza la misión.

La primera tarea de la misión de observadores -integrada además por otros dos funcionarios de la OEA, Enrique Correa y Rodrigo Subieta, es "recoger primero las opiniones de unos y otros y ver si somos útiles".

El emisario de la Organización de Estados Americanos comenzó su misión con una entrevista a primera hora con el presidente boliviano Evo Morales, quien defiende a ultranza la nueva Carta Magna, aprobada en diciembre sin debate ni consenso con la mayoría de la oposición.

"Nosotros no tenemos en este momento ninguna decisión tomada acerca de cuál sería eventualmente una tarea de reorganización en Bolivia, estoy haciendo un viaje de indagación, de conversación con unos y con otros para ver qué es lo que piensa uno y otro", especificó Caputo, tras su entrevista con Morales.

Luego de su reunión con el mandatario, Caputo mantuvo una entrevista con el presidente del Senado, el opositor Oscar Ortiz, tras la cual dijo a la prensa que "la situación (política en Bolivia), no lo voy a negar, es compleja, difícil".

Consultado si ya puede tener una idea de lo que sucede en el país, dijo que "el panorama se va completando, la pintura se va haciendo más clara".

Caputo explicó que luego de todas sus entrevistas, que permitirán a la OEA tener una visión mas cabal de lo que ocurre en Bolivia, elevará un informe al presidente de ese organismo, José Miguel Insulza, para que luego se evalúe cómo ayudar a esta nación a construir caminos de diálogo y consenso.

El presidente Morales señaló a primera hora, tras recibir en la casa de gobierno a Caputo, que países de la región y Europa "expresaron su enorme preocupación sobre la unidad del país, pero también su disposición para buscar soluciones políticas mediante el diálogo".

El jefe de Estado indígena discrepa con los líderes de Santa Cruz y otras cinco regiones acerca de la conformación de gobiernos autónomos, aspiraciones impulsadas por las élites de esas regiones, a las que califica de secesionistas.

Santa Cruz, eje de la oposición de derecha a Morales, tiene previsto llevar a cabo un referendo autonómico en mayo, pese a la prohibición expresa de la Corte Nacional Electoral.

La agenda de Caputo incluye además entrevistas con el presidente de la Corte Nacional Electoral, José Luis Exeni, y el miércoles con Rubén Costas, poderoso prefecto de Santa Cruz (este), bastión de la oposición civil, política y empresarial a Morales.

La división política en Bolivia alcanzó tal magnitud que la Iglesia católica no puede articular desde hace más de dos semanas un encuentro de negociación entre el oficialismo y la oposición.

jac-rb/jlv/ml

Otras noticias

Contenido patrocinado