Buscar

Crónica Colombia.- El Congreso decidirá mañana si los partidos pierden escaños por el escándalo de la parapolítica

14/04/2008 - 17:34

El Gobierno apoya la reforma, que afectaría y 30 legisladores que ya están detenidos, mientras que 51 todavía estánsiendo investigados

BOGOTA, 14 (EUROPA PRESS)

El Congreso de la República votará mañana martes un proyecto de reforma política que contempla sanciones a los partidos cuyos miembros sean condenados por el escándalo de la parapolítica, entre las que destacan la pérdida de escaños, con el objetivo de encontrar una solución a la crisis en el Poder Legislativo por los vínculos de los grupos paramilitares con dirigentes políticos colombianos.

Días antes de la votación, que tendrá lugar en la Comisión Primera de la Cámara, el Gobierno de Alvaro Uribe ha mostrado públicamente su apoyo a la aplicación de esa reforma "de forma inmediata" si el Congreso finalmente aprueba la figura de la "silla vacía", que supone que los partidos cuyos miembros sean condenados la parapolítica' pierden su escaño.

Así lo aseguró este fin de semana del ministro del Interior, Carlos Holguin Sardi, quien precisó que tan pronto sea aprobada la reforma debe ser aplicada para que se eliminen los escaños de los congresistas, siempre y cuando sean "sentenciados y condenados". Sin embargo, precisó que el Congreso no se puede "desmoronar" ya que actualmente está formado por 102 legisladores.

Por su parte, el presidente de la República, Alvaro Uribe, afirmó en un encuentro con los partidos que integran la coalición de gobierno que es "respetuoso" de las decisiones que se adopten sobre la reforma política, tras lo cual reclamó un "acuerdo inmediato" para superar la crisis del Congreso, según informa la prensa local, de la que se hace eco Europa Press.

En un encuentro en el Palacio de Nariño, los portavoces de los partidos 'uribistas' se comprometieron a lograr un consenso antes del martes. Los temas de mayor controversia son la perdida del escaño a los partidos cuyos miembros sean condenados, el aumento del umbral del 2% al 5%, la financiación estatal para las campañas políticas y la vigencia de la norma.

De prosperar esta reforma, se introduciría la figura de la "silla vacía", la cual le quitaría algunos escaños al Senado de la República y la Cámara de Representantes. La propuesta, que fue acordada hace unos días entre el mandatario colombiano y los jefes de los grupos parlamentarios, será votada mañana martes dentro de la reforma política.

"La curul (escaño) se pierde para todo el período y no la hereda ningún otro partido, como reza ahora el proyecto. Además, se le descuentan los votos que tenía y se establece que deben devolver el dinero", afirmó el representante de la U, Nicolás Uribe, que coincide con la propuesta de Uribe de que "los partidos afectados no puedan reemplazar el escaño por ellos mismos, sino que lo perderán".

Tanto el presidente del partido Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, como el máximo líder de 'la U', Carlos García, dos de los principales partidos 'uribistas' que forman la coalición oficialista, se declararon partidarios de aprobar la reforma política y que se aplique al actual Congreso, que salió de las urnas en 2006.

Sin embargo, el presidente del partido conservador, Efraín Cepeda, consideró que sobre este tema todavía hay disparidad de criterios. "El punto en duda es qué pasará con las curules de los legisladores que están reemplazando a algunos congresistas detenidos. Podrían declararse impedidos para votar y se podría echar al traste la reforma", advirtió.

En la actualidad hay 51 congresistas involucrados en el escándalo, de los cuales 30 están detenidos por orden del Supremo y de la Fiscalía. En caso de entrar en vigor la reforma, sólo tres escaños se verían afectados, el del senador Miguel Alfonso de la Espriella y el del representante Erik Morris, del partido Colombia Democrática, y el del representante Alfonso Campo Escobar, del Partido Conservador.

Aunque el representante Dieb Maloof, de Colombia Viva, renunció a su fuero para ser investigado por la Fiscalía y ya recibió una condena, ésta es apenas de primera instancia, por lo que para que su sentencia quede en firme pueden pasar hasta tres años. Mientras, para el representante a la Cámara, Roy Barreras, de Cambio Radical, uno de los ponentes de la reforma, los efectos de este escenario son nulos.

"Es necesario que los partidos involucrados con grupos mafiosos reciban una sanción real e inmediata, para que la sociedad entienda que el Congreso sí está dispuesto, no solo a blindar la democracia, sino a asumir la responsabilidad política de lo que ya ocurrió", indicó Barreras al diario local 'El Tiempo'.

Por eso, el congresista propuso ante los ponentes que debaten la reforma, que la 'silla vacía' se aplique a los legisladores tan pronto sean privados de libertad. Si este escenario estuviera vigente hoy, el panorama cambiaría radicalmente, teniendo en cuenta que en este momento hay 30 legisladores detenidos y 51 son investigados.

En total, ocho partidos resultarían afectados en el Senado. El partido de 'la U' perdería dos escaños de Mauricio Pimiento y Jairo Merlano, los conservadores se quedarían sin los de Ciro Ramírez, Luis Humberto Gómez Gallo y William Montes. El Partido Liberal perdería los de Luis Fernando Velasco y Juan Manuel López Cabrales, y Cambio Radical, lis de Reginaldo Montes, Miguel Pinedo y Rubén Quintero.

Por su parte, Convergencia Ciudadana se quedaría sin el escaño que ocupó Luis Eduardo Vives, mientras que Alas Equipo Colombia, perdería la silla de Álvaro Araújo y Colombia Democrática, no tendría derecho a ocupar los espacios de Miguel de la Espriella y Álvaro García.

Otras noticias

Contenido patrocinado