Buscar

14 muertos en Kenia durante protestas de una secta prohibida

AFP
14/04/2008 - 17:27

Por lo menos 14 personas murieron este lunes en Kenia durante protestas de miembros de la secta prohibida Mungiki contra el asesinato de la esposa de su líder actualmente en prisión, indicó la policía.

"Seis presuntos miembros de los Mungiki fueron muertos por la policía y otras tres personas, muertas por los Mungiki", indicó a la AFP un alto responsable policial.

La policía indicó luego que se habían registrado otras cinco víctimas, entre éstas al menos tres presuntos miembros de la secta, que en los últimos años se convirtió en una organización criminal.

Según la policía, cinco personas murieron en Nairobi, cinco en la provincia del Valle del Rift y cuatro en la provincia central, donde presuntos miembros de Mungiki levantaron barricadas durante la mañana y lanzaron piedras a los automovilistas. En total, nueve presuntos miembros de los Mungiki fueron abatidos por la policía. Tres civiles murieron a manos de los Mungiki y otras dos personas fueron linchadas por una muchedumbre encolerizada en Eldoret (Valle del Rift), precisó una fuente policial.

El cuerpo de la mujer del jefe encarcelado de la secta prohibida de los Mungiki fue hallado mutilado junto a otros cadáveres en el centro de Kenia, indicó la policía el viernes.

El jefe de los Mungiki, Maina Njenga, fue encarcelado en junio de 2007 por un periodo de dos años al ser declarado culpable de posesión de cannabis. Las autoridades no lograron probar su culpabilidad en los presuntos asesinatos que podría haber cometido.

La secta Mungiki ('muchedumbre' o 'multitud' en lengua kikuyu), declarada ilegal en 2002, está acusada de por lo menos 43 asesinatos -entre ellos unos diez por decapitación- desde marzo de 2007, en especial en Nairobi y el centro del país.

Los Mungiki, en su mayoría jóvenes desempleados de la etnia kikuyu, la principal de Kenia, se inspiran en los guerreros Mau Mau de la guerra de independencia de Kenia.

Estos actos de violencia ocurren tras el anuncio de un gobierno de coalición en Kenia destinado a sacar al país de la sangrienta crisis política que desde fines de diciembre causó 1.500 muertos y más de 300.000 desplazados.

Contenido patrocinado

Otras noticias