Buscar

Iglesias protestantes se suman a esfuerzos por diálogo político en Bolivia

AFP
22/04/2008 - 19:50

Las iglesias metodista y evangélica se sumaron a los esfuerzos por instalar una mesa de diálogo político en Bolivia, luego de que la jerarquía católica -que intenta mediar en la crisis- fue criticada por el presidente izquierdista Evo Morales.

Los líderes religiosos Rolando Villena (metodista) y Alberto Salcedo (evangélico) expresaron por separado su disposición de empujar un acuerdo entre el oficialismo y la oposición, enfrascados en disputas sobre la nueva Constitución de naturaleza indígena y los gobiernos autónomos de tinte liberal.

Los nuevos esfuerzos, todavía sin metodología definida, se suman a la aún infructuosa labor que ejerce la Iglesia Católica, la Unión Europea, la OEA y un grupo de países amigos (Argentina, Brasil y Colombia) que cabildean por separado un acercamiento entre los confrontados actores políticos bolivianos.

"Nosotros realizamos un trabajo de bajo perfil (...). He podido reunirme con autoridades de casi todo nivel, excepto con la primera del país", afirmó Alberto Salcedo, líder de la agrupación evangélica Eklesía, a la red de televisión privada ATB.

Villena, de la Iglesia Metodista, declaró que "queremos que la paz sea construida tanto por el oficialismo como la oposición. Estamos llamados a ser hacedores de la paz, lo que significa despojarse internamente de todo lo que piensan ambas partes que es de manera irrenunciable".

El representante religioso estimó que "con la mediación de la Iglesia católica, y en el marco del diálogo, lograremos la paz y unidad en Bolivia".

Los esfuerzos de la Conferencia Episcopal y del cardenal Julio Terrazas han resultado por el momento infructuosos, especialmente porque Santa Cruz quiere dotarse de estatutos autonómicos en un referendo el 4 de mayo y rehúsa dialogar hasta entonces.

En medio está un incidente entre el presidente Morales que deploró que Terrazas haya puesto en duda en una homilía la existencia de indígenas en estado de servidumbre en el Chaco boliviano, al sureste del país, como esgrime el gobierno de La Paz para sanear los latifundios.

"Me siento engañado, traicionado por los jerarcas de la Iglesia Católica", dijo Morales.

El sacerdote italiano Eugenio Scarpellini, secretario de la Conferencia Episcopal, afirmó que la Iglesia Católica trabaja de manera reservada para la construcción de una mesa de diálogo, aunque reconoció que "es un proceso largo que necesita de tiempo, pero que avanza de poco a poco".

"Podemos sentarnos (a dialogar) y lo estamos haciendo, se lo digo de corazón, de bajo perfil, con instancias muy reservadas, nos estamos sentando para analizar, y continuará esto hasta el 4 de mayo, después del 4 de mayo hasta que sea necesario", acotó.

El religioso católico se refería al referendo autoconvocado por el próspero departamento de Santa Cruz que pretende aprobar en esa fecha su estatuto de gobierno autónomo, una suerte de constitución local, que para el presidente Morales tiene carácter secesionista.

A esta región le siguen otras tres rebeldes: Tarija, Beni y Pando, que también realizarán referendos autonómicos entre mayo y junio.

jac/rb/fj

Contenido patrocinado

Otras noticias