Buscar

Los favoritos cayeron en la reunión de Berlín

AFP
1/06/2008 - 18:36

Tres de los favoritos en la carrera al premio de la Golden League, Jeremy Wariner, Irving Saladino y Janeth Jepkosgei, sufrieron derrotas en la primera etapa del circuito, este domingo en Berlín, dejando el camino libre a la campeona del mundo de altura, Blanka Vlasic.

Unas horas después del temblor de tierra provocado por el récord del mundo de 100 metros (9.72), establecido por el jamaicano Usain Bolt en Nueva York, llegaron algunas sorpresas en Berlín.

Wariner, casi invicto desde su título olímpico de 2004, fue batido al término de un magnífico codo a codo en la última recta por su compatriota estadounidense LaSwhawn Merritt, al que había ganado en el Mundial de Osaka.

El texano volvió a conocer la derrota, como le había ocurrido el 22 de julio de 2005 en Londres, donde no vio al británico Tim Benjamin recuperarse por una calle exterior.

"Batir a Jeremy es agradable, pero la temporada acaba de comenzar, por lo que el registro (44.03, mejor marca mundial de 2008) no significa nada", declaró Merritt. "Sé que puedo correr más rápido y batir a Jeremy de nuevo, en los Juegos Olímpicos", añadió.

El panameño Saladino, tras un serie de 21 triunfos consecutivos, realizó su peor concurso en muchos años, quedando séptimo, lejos del ganador, el saudí Hussein Taher Al-Sabee (8,21 m), con un solo salto de 7,92 m, a un metro del récord del mundo (8,95 m) que esperaba superar, una semana después de su marca de 8,73 metros en Hengelo (Holanda).

"Fue sólo un mal día e intentaré hacerlo mejor la próxima vez", dijo el panameño, que no parecía muy preocupado por su primera derrota desde julio de 2006.

Por su parte, la keniana Jepkosgei, actual campeona del mundo de 800 metros, no pudo batir a su compatriota Pamela Jelimo, de 19 años, inscrita a última hora en la carrera.

La joven keniana, con una liebre muy lenta, logró la novena mejor marca de todos los tiempos (1:54.99), la mejor desde el registro de 1:54.82 de la cubana Ana Fidelia Quirot, el 24 de agosto de 1997 en Colonia, en Alemania.

La única favorita que confirmó los pronósticos fue la croata Vlasic, campeona del mundo de salto de altura, que igualó su mejor marca mundial del año (2,03 metros).

De los diez vencedores de esta primera etapa de la Golden League, la croata parece la más cualificada para ganar todas las reuniones y llevarse todo o una parte del millón de dólares (643.000 euros).

En sus debuts respectivos de la temporada, los héroes desafortunados del invierno boreal, Dayron Robles y Susanna Kallur, que dominaron la temporada en sala para caer en los Mundiales, continúan siguiendo una trayectoria similar.

El cubano terminó segundo en 110 metros vallas a una centésima de segundo del estadounidense David Oliver (13.19) y la sueca segunda de 100 metros vallas a cuatro centésimas de la española Josephine Onya (12.50).

Además de Merritt, Jelimo y Vlasic, un cuarto atleta estableció una mejor marca mundial del año: el especialista keniano de 1.500 metros, Augustine Kiprono Choge (3:31.57).

gf/psr

Contenido patrocinado

Otras noticias