Buscar

Zapatero intentará zanjar la polémica con Italia en un breve encuentro mañana con Berlusconi

2/06/2008 - 20:51

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechará su asistencia mañana en Roma a una conferencia organizada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para mantener "un breve encuentro" con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con el que los dos desean dar por zanjada la polémica suscitada por una serie de declaraciones críticas con las nuevas medidas en materia de inmigración adoptadas por Roma, según informaron fuentes gubernamentales.

ROMA, 2 (EUROPA PRESS/Leyre Guijo)

Aunque el objetivo principal del encuentro, que se producirá al margen de la citada conferencia, es discutir sobre "temas europeos" ante la proximidad del Consejo Europeo de Bruselas el 19 y 20 de junio, según el interés que ha manifestado el propio Ejecutivo italiano, desde Moncloa se da por seguro que también habrá espacio para discutir sobre los "malentendidos" entre los dos gobiernos de las últimas semanas.

Una intervención de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que luego el Gobierno procedió a aclarar fue el detonante del cruce de declaraciones entre miembros de los dos Ejecutivos que se intentó zanjar con un encuentro en Madrid con el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, y el ministro de Políticas Comunitarias, Andrea Ronchi, en el que sin embargo quedó palpable la "preocupación" de España por los efectos que la decisión del Ejecutivo Berlusconi pueda tener en los países vecinos.

No obstante, las citadas fuentes insistieron en las buenas relaciones entre los dos países y subrayaron que no hay un interés particular por parte del Ejecutivo en abordar mañana la cuestión de la inmigración ni en transmitir su preocupación sobre los efectos que la decisión del Gobierno italiano de convertir en delito la inmigración ilegal pueda tener para otros países como España, puesto que se trata de "una preocupación especulativa y no tiene por qué producirse".

Además, aclaran desde la presidencia del Gobierno, puesto que se trata de un "encuentro informal" lo normal es que los temas bilaterales y de mayor calado se dejen para la cumbre hispano-italiana que debería celebrarse el próximo otoño, entre otras cosas porque ambos mandatarios dispondrán de algo menos de media hora para su encuentro, puesto que Berlusconi, como primer ministro del país anfitrión, tiene una apretada agenda de encuentros con mandatarios y un reunión bilateral en la sede del Gobierno con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a primera hora de la tarde.

Así las cosas, se prevé que Zapatero y Berlusconi, en su primer encuentro desde que éste volvió al Gobierno en Italia este mismo mes, hablen sobre todo de la Unión por el Mediterráneo, en la que los dos países "están muy implicados" y ante la cita del 13 de julio en París, y sobre la aplicación del Tratado de Lisboa y en concreto sobre las cuestiones institucionales que este implica como la designación del presidente del Consejo Europeo o el Alto Representante de Política Exterior, cuestiones ambas que se tratarán en el Consejo de Bruselas.

Por otra parte, también está previsto que Zapatero mantenga otros encuentros bilaterales durante su breve estancia en Roma, donde intervendrá mañana a las 12:00 horas en la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial.

ENCUENTRO CON BAN

Así, está previsto que se reúna con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, con quien tratará particularmente el tema de la seguridad alimentaria mundial, objeto de la conferencia, y también tendrá ocasión de intercambiar puntos de vista sobre la reunión de septiembre en Naciones Unidas para revisar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Además, ambos hablarán sobre la próxima reunión de la Alianza de Civilizaciones y sobre la visita que Ban tiene previsto hacer el próximo mes de agosto a Zaragoza con motivo de la Expo 2008. Según Moncloa, Zapatero aprovechará el encuentro para expresar su agradecimiento por la designación de la española Inés Alberdi como directora del Fondo de la ONU para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM). También podrían discutir sobre otros temas de actualidad internacional como Kosovo, Afganistán o Somalia.

Antes de este encuentro, y en primer lugar, se entrevistará con el anterior secretario general de la ONU, Kofi Annan, que actualmente es presidente de la Fundación Alianza para una Revolución Verde en Africa (AGRA, por sus siglas en inglés), y con el presidente de Gabón y presidente de la Comisión de la Unión Africana, Jean Ping.

Zapatero también se entrevistará con el director general de la FAO, Jacques Diouf, con quien abordará principalmente los asuntos relativos a la crisis alimentaria y los pasos a corto y medio plazo que hay que dar para paliarla. España, según el Gobierno, ha apoyado en todo momento la organización de esta conferencia y ha contribuido a su financiación con sus aportaciones a este organismo.

El presidente del Gobierno tiene previsto ofrecer una rueda de prensa al término de su encuentro con Berlusconi, que se producirá inmediatamente después de su intervención en el plenario, y desde Moncloa no se descarta que durante su presencia en el mismo o en la comida que Diouf ofrecerá a los jefes de Estado y de Gobierno presentes pueda intercambiar algunas palabras con otros mandatarios.

Entre los que han confirmado su asistencia a la FAO figuran el presidente francés, Nicolas Sarkozy; el brasileño, Luiz Inazio Lula da Silva; la argentina, Cristina Fernández; el venezolano, Hugo Chávez; el egipcio, Hosni Mubarak; el nicaragüense, Daniel Ortega; y el esloveno, Danilo Türk, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE. Asimismo, también estarán presentes los primeros ministros de Marruecos, Abbas el Fassi, y de Japón, Yasuo Fukuda.

Pero los que más polémica han suscitado con su presencia son el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y el presidente zimbabuense, Robert Mugabe, sobre todo este último, puesto que su país es uno de los más afectados por la crisis alimentaria debido a la alta tasa de inflación y a la inestabilidad política que atraviesa el país desde las elecciones del pasado 29 de marzo. De hecho, estos dos mandatarios no estarán presentes en la cena organizada por Berlusconi y Ban para los mandatarios que se encuentren en Roma, entre los que no estará Zapatero, que regresará a Madrid a primera hora de la tarde.

Otras noticias

Contenido patrocinado