Buscar

Alemania-Polonia, Podolski y Klose contra sus raíces

AFP
7/06/2008 - 11:26

Lukas Podolski y Miroslav Klose nacieron en Polonia, pero juegan con Alemania, y no podrán abstraerse a cierta emoción y desasosiego antes de enfrentarse a sus raíces, el domingo en Klagenfurt (Austria), dentro del Grupo B.

Por segunda vez en su carrera, Podolski y Klose se encuentran enfrentados a un pequeño dilema lingüístico, ya que no podrán hablarse en polaco, como lo hacen a menudo para despistar a sus rivales o tal vez lo sigan haciendo para ser fieles a esa costumbre.

Como en 2006, en el Mundial de Alemania, Podolski y Klose vuelven a encontrarse con Polonia.

"Será un partido muy particular, ya que una gran parte de mi familia vive en Polonia. He visto muchos partidos de la selección polaca en la televisión y es un equipo muy compacto", explica "Poldi".

Nacido en Opole (Oppeln en alemán), Klose, que cumplirá 30 años el lunes, vive en Alemania desde que tiene siete. Aunque se ha convertido en uno de los jugadores mejor pagados de la Bundesliga al fichar por el Bayern Múnich, el máximo goleador del Mundial-2006 sigue apegado a sus raíces y a su historia.

"Sé de dónde vengo", explica a menudo, con el recuerdo muy presente de su paso con sus padres por un campo de tránsito del sudoeste de Alemania a mediados de los años noventa.

Klose se casó en 2003 con Sylwia, que le dio gemelos que hablan en polaco en casa y alemán en la guardería, pero "Miro", como es apodado, no tendrá ninguna duda en el momento de los himnos. "El himno polaco no lo conozco", asegura.

El recorrido de Podolski es idéntico. Nacido en Polonia hace 23 años, su padre era futbolista profesional y el fútbol le sirvió para integrarse tras su llegada a Alemania.

Los dos delanteros, así como el centrocampista Piotr Trochowski, que forma parte también de los 23 alemanes seleccionados para la Eurocopa, habrían podido ser internacionales polacos y la federación de su país lo intentó en su día sin demasiada suerte.

Klose no dudó en decir no en 2002 a la leyenda del fútbol polaco Zbigniew Boniek, cuando estaba a cargo de la selección nacional de su país.

Los responsables polacos acaban de poner en marcha un programa para reclutar jugadores formados en Alemania, pero de padres polacos. La Federación turca trabaja desde hace tiempo en ese sentido y ha obtenido algún éxito, como demuestra el hecho de los gemelos Altintop se decantaran por la selección otomana.

jr/psr/gv

Contenido patrocinado

Otras noticias