Buscar

Nadal quita todo dramatismo a su final con Federer en Roland Garros

AFP
7/06/2008 - 13:41

El defensor del título de Roland Garros, Rafael Nadal (N.2), quitó todo dramatismo a la final dominical del Abierto de Francia de tenis ante el número uno mundial, Roger Federer, la cuarta consecutiva del español y tercera del suizo, este sábado en la conferencia de prensa previa.

El joven balear, de 22 años recién cumplidos, ha tenido un recorrido más difícil y también un desempeño más sólido que el helvético, de 26, siempre genial pero al mismo tiempo más irregular.

"¿Quién tiene más que ganar o perder, mañana? Para mí yo, y si le preguntas a él, seguramente dirá que él", respondió Nadal, siempre simple, lógico y pragmático.

Respecto a la preparación, el jugador de Manacor afirmó que no ha cambiado un ápice. "Practico normalmente, como cada día, quizás un poquitín más por la importancia del partido. Estas dos semanas estuve satisfecho con mi juego, y en particular con el de ayer, pero no sé mañana, cada partido es diferente", adelantó.

En cuanto a los halagos a su persona de leyendas vivas del tenis, como Bjorn Borg (al cual podría igualar en el récord de cuatro títulos consecutivos en RG), el tricampeón de París dio una pequeña lección de valores cuando alguien le preguntó si el sueco le merecía respeto.

"Respeto me merecen todas las personas, en particular las buenas personas. Tenísticamente, Borg me merece el mayor de los respetos, no sé si fue el más grande, pero sí un gran innovador", afirmó.

Continuando, "¿Que soy candidato a ganar Wimbledon? Cuando los entendidos del tenis dicen cosas positivas de ti es algo muy halagador. Eso sí, quien diga que sólo soy un jugador de tierra (batida) es porque no mira los partidos", aseguró.

Por supuesto, abundaron las preguntas sobre su rival y su táctica, y una vez más Nadal manifestó su admiración por el jugador de Basilea.

"En cuanto a la táctica de Federer, no sé qué va a hacer. El es un jugador muy completo, tiene todos los golpes. Lo miré un poquito estos días, pero no me centro en él sino en cada uno de mis partidos. El es casi perfecto, así que no sé qué puede cambiar", aseveró.

Después se explicaría mejor: "Cada uno intenta mejorar y desde fuera es difícil apreciarlo. Pero, puedo asegurar que ni él ni yo somos los mismos que jugamos aquí las semifinales de 2005".

Para luego insistir, "cada partido es diferente y aquí se impone el que se sienta mejor ese día. En tierra todo puede pasar...".

Sin embargo, tiene claro que su juego en París ha ido de menos a más y, mientras vela raquetas, no esconde que confía en sus posibilidades.

"Los primeros días no estaba contento con mis golpes, pero después mejoré el revés y el 'drive'. Con el saque en la línea estoy bien. He ido cogiendo forma y llego a semifinales mejor que como empecé el torneo. Hemos jugado 16 partidos (con Federer) y siempre puede haber alguno extraño... Aquí el favorito es el que se lleve la Copa", sentenció.

age/sdm

Contenido patrocinado

Otras noticias