Buscar

Partido Demócrata optó por un candidato negro pese a que podría dar ventajas

AFP
7/06/2008 - 18:42

Al optar por Barack Obama como candidato presidencial el Partido Demócrata hace una apuesta arriesgada de cara a las elecciones de noviembre, dado que, según algunos expertos, su condición de negro podría ser un handicap dado el perfil y el racismo de los votantes estadounidenses.

El análisis de las primarias demócratas en función de la importancia que los votantes le atribuyeron al factor racial muestra que una proporción importante de estadounidenses decide su voto en función del color de piel del candidato.

Anthony Greenwald, profesor de psicología de la Universidad de Washington, comparó los sondeos pre-electorales con los votos obtenidos por Obama en las primarias demócratas y concluyó que hay un comportamiento claramente racista.

"Es evidente" que "la raza sigue siendo un factor muy determinante en las elecciones estatales estadounidenses", dijo Greenwald. "La conclusión es que lo más probable es que la raza" de Obama "es más una contra que una ventaja", agregó.

El estudio se basó en que hubo un desvío constatado de más de ocho puntos en la distancia entre Hillary Clinton y Obama en los resultados de nueve de 18 estados comparado con los sondeos, subrayó Greenwald en un artículo publicado en mayo por el Pew Research Center.

Es decir que muchos electores contestan en los sondeos estar dispuestos a votar por un negro, pero en el cuarto secreto de votación no lo hacen.

Los politólogos estadounidenses llaman a este fenómeno "el efecto Bradley", por Tom Bradley, político negro que fuera alcalde de Los Angeles y perdió la elección de gobernador de California en 1982 siendo que los sondeos le daban una ventaja de entre 9 y 22 puntos.

La propia Hillary Clinton aludió a esta cuestión al afirmar que sería "la candidata más fuerte" contra el republicano John McCain, dado que "el apoyo a Obama flaquea en la clase trabajadora estadounidense, los estadounidenses blancos".

Pero este argumento no convence a Tom Schaller, politólogo de la Universidad de Maryland.

Los electores que nunca votarían por un negro son probablemente conservadores que de todos modos tampoco votarían al Partido Demócrata, opinó.

"Hay gente en Ohio, Pensilvania y Michigan que nunca lo votaría, pero la cuestión es si puede o no lograr suficientes votos de otra gente para compensar eso", dijo a la AFP.

"Es decir que tiene chances de ser electo, el margen es estrecho, pero yo no diría que es una carrera perdida de antemano", afirmó Schaller, subrayando que por primera vez el electorado estadounidense estará compuesto por 25% de 'no blancos'.

Entre ellos, los hispanos prefirieron mayoritariamente a Clinton sobre Obama. Sin embargo, Schaller opina que no dudarán entre el candidato demócrata y McCain, que para satisfacer al ala más conservadora de los republicanos dejó de hablar de su propuesta de regularizar a millones de inmigrantes clandestinos.

chr/pz/cd/jb

Otras noticias

Contenido patrocinado