Buscar

República Checa golpea al sueño suizo en inauguración de la Eurocopa

AFP
7/06/2008 - 19:22

República Checa derrotó a Suiza por 1-0, el sábado en Basilea, en el partido inaugural de la Eurocopa-2008, golpeando directo al corazón al sueño del equipo helvético, que quedó en posición de debilidad en el grupo A para pasar a cuartos por primera vez en su historia.

Los checos han tomado provisoriamente el liderazgo del grupo A, que cierra su primera jornada con el choque Portugal-Turquía, en segundo turno.

El único gol del encuentro fue anotado por el atacante Vaclav Sverkos, a los 70 minutos, con un derechazo al palo izquierdo del arquero, marcando el primer tanto del certamen.

El jugador del Banik Ostrava había ingresado a los 56 minutos en lugar del puntero Jan Koller y le ofreció el triunfo a su equipo, que vuelve a soñar en una Eurocopa tras haber sido la revelación de la última edición en Portugal.

"Lo más importante es que ganamos. Cometimos errores, pero en líneas generales nuestra defensa aguantó bien", aseguró el capitán checho Tomas Ujfalusi al término del encuentro.

"Esperamos por nuestra posibilidad y la aprovechamos. Tenemos que continuar así", agregó.

Los suizos, co-organizadores del torneo junto con Austria, comenzaron con mal pie 'su' Europeo, comprometiendo seriamente sus posibilidades de avanzar a cuartos en un grupo donde Portugal es el gran favorito en los paples, con su dios Cristiano Ronaldo como carta de triunfo.

Al igual que en la edición de 2004, el dueño de casa fue sorprendido en el juego apertura. En aquella oportunidad, Grecia, a la postre campeón, superó a Portugal.

Ante más de 40.000 hinchas, la formación helvética, que participa por tercera vez en una Eurocopa y nunca pudo avanzar a la segunda ronda, pareció dominar mayormente el partido, pero no tuvo buena puntería.

Ni su atacante Alexander Frei, que tuvo un par de posibilidades pero no consiguió mover las redes y al final se marchó lesionado en el minuto 42, ni Barnetta, un poco perdido, pudieron materializar es dominio territorial.

Suiza debe enfrentar a Turquía en Basilea el 11 de junio en su próxima salida, en la que ya no tendrá derecho al error y deberá prácticamente sacar los tres puntos para seguir con vida y alimentar sus opciones de cuartos, en la última gran cita de su seleccionador Kobi Kuhn.

"Les dije a los jugadores que podían abandonar el estadio con la cabeza en alto. Ahora tenemos que olvidar este partido y concentrarnos en el próximo, ante Turquía", dijo Kuhn.

"Nuestras posibilidades de pasar ciertamente no han aumentado, pero aún creemos en ellas. Todo es posible y no vamos a rendirnos", agregó.

En cambio, República Checa, semifinalista en 2004, esperará confiado al Portugal del seleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari, aunque los once de Karel Bruckner deberá mejorar si aspiran a pelear por la corona, como declaró su entrenador, que también se despedirá al término del campeoanto.

cto/gv

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora