Buscar

Federer, de nuevo frente a frente con Nadal

AFP
7/06/2008 - 21:50

Roger Federer, número uno mundial del tenis desde hace 227 semanas, lo ha ganado casi todo pero hay un torneo de Grand Slam que se le resiste y el domingo intentará cambiar su sino evitando su tercera derrota ante Rafael Nadal en la final de Roland Garros.

"Es un gran día para los dos pero creo que lo es aún más para mí", decía el tenista suizo en vísperas del crucial partido que se disputa en la pista central Philippe Chatrier a las 13H00 GMT. "La historia está ahí, frente a mí, frente a nosotros. Es un gran momento y espero conseguirlo este año", añadía.

El suizo afronta su tercera final consecutiva en Roland Garros ante Nadal, que le derrotó en las dos últimas y en las semifinales de 2005, camino de sus tres coronas en sus tres primeras participaciones. Todo parece indicar que la historia se repetirá, teniendo en cuenta el gran momento del rey de la arcilla.

El mallorquín acaba de cumplir 22 años y cuenta en su haber un balance perfecto de 27 victorias en el torneo de Grand Slam. No ha perdido más que dos de sus últimos 116 partidos en su superficie preferida y, por segunda vez en dos años, alcanza la final sin perder ningún set en seis partidos.

"Nuestros partidos siempre han sido reñidos en tierra batida. Lo tengo todo en mi mano para ganar y espero hacer mi mejor tenis", decía sin embargo un optimista Federer, que el año pasado en Hamburgo puso fin a la increíble racha de 81 victorias en tierra que llevaba el español.

"Fue bastante decepcionante perder" con Nadal en Roland Garros "pero siempre estuve cerca de lograrlo, nunca perdí en tres sets y eso me da una gran motivación", añadía el suizo, que en su recorrido teóricamente más sencillo que el de su rival cedió tres mangas y no ha hecho su mejor tenis en esta edición.

Pero Federer, ganador de 13 títulos de Grand Slam, cree en sus opciones. "Creo que la victoria está al 50%. El ha ganado ya Roland Garros y tiene esa ventaja psicológica, como yo cuando jugamos en Wimbledon. A él le pasa en tierra batida. Aunque yo haya tenido muchas victorias en tierra batida, nunca he ganado aquí. Por eso es un partido interesante", explicaba.

Federer alega que ha cambiado su juego en arcilla, en especial contra Nadal, y sobre todo desde que en abril empezó a entrenar con el español José Higueras. "El me conoce bien pero he cambiado mi juego contra él y en tierra batida. Creo que puedo sorprenderle más de lo que puede sorprenderme él", explica.

Una victoria en París, evitando de paso ser el primer número uno derrotado tres veces seguidas en la final, es "todo lo que necesita". Pero advierte que "aunque gane, la cosa no acabará ahí".

"Buscaré muchos otros récords y títulos porque me quedan muchos años por delante si el cuerpo aguanta. Motivación tengo, eso está claro".

em

Otras noticias

Contenido patrocinado