Buscar

Celtics esperan contar con Pierce y Perkins para frenar a Lakers

AFP
7/06/2008 - 23:15

Doc Rivers, entrenador de los Boston Celtics, dijo este sábado que espera contar con los servicios de los lesionados Paul Pierce y Kendrick Perkins para el segundo partido contra Los Angeles Lakers en la final por el título de la NBA.

Los Celtics le ganaron a Lakers 98-88 la noche del jueves el primer juego de la serie al mejor de siete.

Empero, la victoria tuvo un alto costo, ya que de ese encuentro salieron seriamente lastimados, al chocar entre sí, el alero Pierce (rodilla derecha) y el centro Perkins (tobillo derecho), dos titulares indiscutidos en el quinteto de Rivers.

"Estoy un poco preocupado pero pienso que ambos podrán jugar. No sé lo efectivos que serán", reconoció Rivers. "Paul se está moviendo mejor. El es un hombre fuerte, así que estaremos observándole".

Tanto Pierce como Kendricks no participaron en la práctica de este sábado y miraron sentados en la banca como sus compañeros sudaban de lo lindo bajo las exigencias de Rivers.

Pierce, quien promedia 19 puntos por juego, ha manifestado su decisión de jugar como sea, negándose incluso a someterse a exámenes de resonancia magnética (MRI).

"Ya sea que pueda jugar o no, no me importa lo diga el MRI. Esperaré hasta el final de la temporada para examinarme. He esperado 10 años por este momento (estar en la final) y no me lo voy a perder", apuntó Pierce, a sabiendas de que la lesión podría afectar su carrera profesional.

El jugador de Boston reconoció que "la inflamación ha cedido un poco, pero todavía siento la rodilla algo tiesa. No la puedo doblar completamente, pero estaré listo para salir a jugar", apuntó Pierce.

El alero de los Celtics reconoció que aún siente fuertes dolores, pero aseguró que su fortaleza mental le permitirá sobreponerse a todos los infortunios.

"Tengo que ser fuerte mentalmente, sobreponerme a dolores y lesiones, porque estoy jugando por algo especial, por lo que he soñado toda mi vida", apuntó.

Los Celtics llegaron hasta esta final basándose en un juego predominantemente físico, como lo demuestra el hecho de que no tienen a ninguno de sus jugadores entre los primeros 19 canasteros de la temporada regular.

Pierce es la primera opción ofensiva en una maquinaria montada por Rivers alrededor del superastro Kevin Garnet, pero quien necesita de complementos para poder hacer su trabajo.

De no contar con Pierce o Perkins, los Celtics tendrán que acudir a sus reservas, hombres fogueados en la Liga como P.J. Brown, James Posey y Leon Powe.

"La mayoría de las veces Paul es nuestra primera arma ofensiva. Es un hombre que puede tomar todo tipo de tiros. De no contar con él, eso cambiaría las cosas drásticamente", señaló Rivers.

Para Boston es vital ganar el partido del domingo, pues no es lo mismo ir a Los Angeles con ventaja de 2-0 que con la serie nivelada 1-1.

Los siguientes tres partidos del compromiso se jugarán en el Staples Center, la cosmopolita arena de los Lakers.

Para el All-Star Kevin Garnett, la eventual ausencia de Pierce y Perkins obligará a "ciertos ajustes para ayudar a los sustitutos a incorporarse al ataque y salir agresivos frente a los Lakers".

psl/ev

Otras noticias

Contenido patrocinado