Buscar

Aragonés entiende enfado de Torres aunque habría hablado con él

AFP
11/06/2008 - 13:34

El seleccionador español Luis Aragonés afirmó este miércoles en Neustift (Austria) que entiende a un jugador que se enfada al ser sustituido, en referencia a Fernando Torres, molesto al ser reemplazado en la victoria del martes contra Rusia (4-1).

El delantero del Liverpool se fue de mal humor del campo en el minuto 54, cuando dejó su plaza a Cesc Fábregas.

Aragonés dio a entender este miércoles en la concentración española que habría hablado con el jugador sobre su enfado.

"No se dejan pasar las cosas, pero son temas internos del que no voy a hablar", explicó, dando a entender que habrían hablado con el jugador para aclarar el tema.

Según Aragonés, la actitud e Torres es comprensible. "Yo entiendo al jugador que se enfada. A mí me ha pasado cuando era jugador", explicó.

Para el técnico, el hecho de que David Villa, autor de tres goles, fuera a abrazar a Fernando Torres al banquillo tras el tercer tanto, después de que el delantero del Liverpool le facilitara los dos primeros, indica que hay lazos fuertes en el equipo.

"Nosotros hemos hablado de que es tan importante los que juegan como los que no. El que no juega se debe cabrear, pero el detalle más importante es que una unión entre los futbolistas. Es igual de importante el que está en el banquillo que el que ha marcado los tres goles", explicó Aragonés.

El atacante del Liverpool se mostró descontento al final del partido por la sustitución. "En el momento no me gustó, pero al minuto se te pasa, lo importante es el equipo", indicó Fernando Torres.

El estratega explicó que la susitución de Torres no llegó por que lo estuviera haciendo mal, sino porque quería controlar el centro del terreno con un nuevo volantes, tras ir ganando en ese momento por 2-0. "Por circunstancias del partido, necesitábamos un hombre más en el centro", dijo.

Aragonés si desveló que no le gustó el trabajo de uno de sus hombres en el único gol de los rusos, que era el 3-1, anotado por Roman Pavlyuchenko, en el minuto 86, al rematar de cabeza un córner.

"Yo no me enfado. Hay un jugador que tenía que marcarlo. Hacemos un marcaje mixto, con cuatro que hacen zona y dos que cubren a los dos más peligrosos del equipo contrario. Había un hombre que debía marcarlo y no lo hizo", explicó el técnico.

psr/gv

Otras noticias

Contenido patrocinado