Buscar

EEUU.- Obama dice que Chávez es una "amenaza manejable" para EEUU y adelanta que conversará con Venezuela y Cuba si gana

11/06/2008 - 17:38

México será una de sus prioridades en política exterior y no apoyará el TLC con Colombia hasta que paren los asesinatos de sindicalistas

SANTIAGO, 11 (EUROPA PRESS)

El candidato demócrata para las elecciones de noviembre en Estados Unidos, Barak Obama, cree que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sólo es una "amenaza, pero manejable" para la seguridad de su país, aunque adelantó que si llega a la Casa Blanca "iniciaría conversaciones con nuestros enemigos en Cuba y Venezuela".

"Sí, creo que es una amenaza, pero una amenaza manejable. Sabemos que pudo haber estado involucrado en el apoyo a las FARC, perjudicando a un vecino. Ese no es el tipo de vecino que queremos. Creo que es importante, a través de la OEA o de la ONU, iniciar sanciones que digan que ese comportamiento no es aceptable", afirmó.

Sin embargo, se mostró partidario de una diplomacia directa con Venezuela y los demás países del mundo. "Iniciaría conversaciones con nuestros enemigos en Cuba y Venezuela" si gana las elecciones, indicó el senador afroamericano por Illinois en una entrevista a un diario chileno, recogida por Europa Press.

Además, aseguró que cuando termine la guerra en Irak Estados Unidos podrá volver a enfocar su atención en Latinoamérica. Y para tratar de demostrar que sería un presidente de acciones, quiere hacer muy pronto su primer viaje a América Latina: "Me encantaría ir (...) antes de noviembre", reveló.

Obama, que aprobó el Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos con Perú, insistió en que se opone al de Colombia hasta que, según dijo, "tenga la confianza de que no están matando ahí a líderes sindicales". "Hay que parar este tipo de actividades paramilitares", subrayó.

MEXICO, UNA PRIORIDAD

Tras mostrar su disposición de cancelar las restricciones de viaje a Cuba a los cubanoamericanos que tienen familiares en la isla, y su deseo de unirse a países como Brasil para buscar "formas más limpias de energía", destacó que su prioridad en política exterior si gana las elecciones sería México.

"Es muy importante acercarse al Gobierno mexicano, de una manera en que esta administración (de George W. Bush) no lo ha hecho, para descubrir qué necesitan del otro lado de la frontera para promover el desarrollo económico y la creación de empleos. Más trabajos allá significan menos indocumentados a Estados Unidos", enfatizó.

En este punto, afirmó que una de las primeras cosas que revisaría en caso de llegar a la Casa Blanca sería el tema de las redadas y deportaciones de inmigrantes indocumentados. "No creo que aprehender a una madre, separarla de su hijo y deportarla, sin medir las consecuencias, sea la forma norteamericana de hacer las cosas", dijo.

No obstante, el candidato demócrata no quiso comprometerse a enviar una ley de reforma migratoria al Congreso durante sus primeros 100 días de gobierno. "Lo que sí puedo garantizar es una propuesta de reforma migratoria durante el primer año", añadió el senador, que votó a favor de la construcción del muro en la frontera con México.

Por último, preguntado sobre si pararía la construcción de ese muro si gana, respondió que primero quiere saber si funciona. "Creo que hay algunas zonas en las que sí tiene sentido (el muro) y puede salvar vidas (...) si prevenimos que la gente cruce áreas desérticas que son muy peligrosas", se defendió.

Otras noticias

Contenido patrocinado