Buscar

La increíble historia de los porteros turcos

AFP
23/06/2008 - 19:14

Turquía, sensación de la Eurocopa-2008, vive una historia increíble con sus porteros, con un número uno suspendido, un suplente veterano que se agigantó en una tanda de penales en su ausencia y un tercer arquero que podría ser reemplazante de delantero, en un equipo diezmado.

Este lunes, la Comisión de apelación de la UEFA rechazó la medida interpuesta por la Federación turca sobre la suspensión del portero titular Volkan, expulsado frente a República Checa (3-2) el 15 de junio, quien no podrá jugar la semifinal ante Alemania, el miércoles en Basilea.

El gigante Volkan Demirel, de 26 años (1,91m, 92 kilos), vio la tarjeta roja en el tiempo adicional del partido de primera ronda ante los checos (victoria turca 3-2), por haber empujado violentamente al artillero Jan Koller.

La UEFA sancionó al meta con dos partidos. Uno lo cumplió en cuartos de final contra Croacia (victoria 3-1 por penales, 1-1 tras alargue). Su segunda fecha de suspensión, por lo tanto, tendrá que purgarla contra Alemania, por lo que recién podrá volver para una eventual final.

En su ausencia, el veterano Rüstü, de 35 años (117 selecciones), debería seguir cuidando los palos turcos, como contra Croacia.

En efecto, Volkan tuvo que sudar sangre en Fenerbahçe para destronar a Rüstü del puesto de titular. Y esta lucha se extendió a la selección.

Volkan (24 selecciones) se había adueñado del arco del equipo nacional con buenas actuaciones en el Fenerbahçe (Rüstü cambió de club en 2007) en Liga de Campeones.

En octavos de final de la Champions contra Sevilla fue un partido en que Volkan tocó los extremos. Cuando todo un país maldecía por los dos goles encajados en 9 minutos, luego fue el héroe de la clasificación en los penales, parando tres remates (3-2 en alargue, 3-2 por penaltis).

Así, el club de Estambul se metió por primera vez en cuartos de Champions, para luego ser eliminado por el Chelsea inglés.

Contra Croacia, Rüstü tuvo la posibilidad de brillar atajando el penal de Petric, último ejecutor croata.

Antes, el ex Barça había estado irreprochable, recordando aquellas proezas del Mundial-2002, donde Turquía logró su mejor actuación internacional de la historia con un tercer puesto.

Ahora, la historia tiene una vuelta de tuerca. Es que por falta de jugadores de campo disponibles, para las semifinales contra Alemania, el técnico de Turquía, Fatih Terim, planea innovar transformando al tercer portero, Tolga Zengin, de 24 años, en jugador de campo.

En una entrevista a la cadena de televisión turca, Fatih Terim indicó que "como reemplazo, podría entrar (Zengin) al final del partido, ya sea como portero o como centrodelantero. Dada la situación, no podemos darnos el lujo de dejar a cada jugador decidir el puesto en el que pueda jugar".

La decisión de la UEFA podría hacerle rever las cosas, aunque tal vez sea el turno de Zengin de convertirse en el nuevo portero salvador, aunque el misterio está en saber en qué posición se revelará el miércoles, cuando los otomanos busquen su primera final europea de la historia.

pgr/gv

Otras noticias

Contenido patrocinado