Buscar

Crónica EEUU/Irán.- El Congreso de EEUU aprobó en diciembre un plan de inteligencia para desestabilizar el régimen iraní

1/07/2008 - 18:31

Según el periodista Seymour Hersh, el objetivo es socavar el programa nuclear y al Gobierno de Teherán

Según el periodista Seymour Hersh, el objetivo es socavar el programa nuclear y al Gobierno de Teherán

NUEVA YORK, 1 (EUROPA PRESS)

El prestigioso periodista Seymour Hersh ha revelado en su último reportaje para 'The New Yorker' un documento de alto secreto aprobado por el Congreso estadounidense en diciembre del año pasado mediante el que se autorizó una inyección de 400 millones de dólares para desestabilizar al régimen de Teherán a través de operaciones encubiertas de los servicios de inteligencia.

Según fuentes del Ejército, de los servicios de inteligencia estadounidenses y del Congreso norteamericano, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, presentó a los congresistas una orden presidencial firmada por él mismo en la que solicitaba esa cantidad de dinero para desestabilizar al régimen de los ayatolás. "La orden tenía como objetivo socavar el programa nuclear y al Gobierno iraní a través de un cambio de régimen", según confirmó a Hersh una fuente anónima que conocía de primera mano el documento.

La orden presidencial, altamente clasificada, permitió la ampliación de las acciones que llevan a cabo la CIA y el Comando Especial de Operaciones Conjuntas (JSOC por sus siglas en inglés) en Irán, según funcionarios de la Administración estadounidense. Incluye, además, el trabajo y la financiación de los grupos opositores al Gobierno del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

El objetivo de Bush era aumentar los fondos disponibles para que ambas agencias de inteligencia pudiesen ampliar el número de operaciones clandestinas en la frontera sur de Irak que, según las fuentes consultadas por el periodista norteamericano, estaban llevando a cabo desde el año pasado con autorización presidencial. Entre otras, estaría la captura de miembros de las Brigadas Al Quds --comando armado de la Guardia Revolucionaria Iraní--, para someterlos a duros interrogatorios en Irak que ayuden a sostener la legitimidad de la guerra contra el terror iniciada por el presidente norteamericano.

APOYO DE LOS DIRIGENTES DEMÓCRATAS

El documento para aumentar las acciones clandestinas contra los ayatolás fue aprobado por la Comisión de Espionaje del Congreso norteamericano, que cuenta con mayoría demócrata desde finales de 2006. Esto quiere decir que, a pesar de que el candidato demócrata, Barak Obama, ha apostado por la vía diplomática para resolver el conflicto con Irán, diversos líderes del partido dieron su apoyo a la iniciativa de Bush.

Las leyes estadounidenses permiten que las órdenes presidenciales clasificadas como altamente secretas sólo sean dadas a conocer a los líderes de los Comités de Espionaje del Senado y de la Cámara de Representantes.

La petición fue realizada el pasado mes de diciembre, poco antes de que la Administración Bush, que por entonces mostraba su compromiso de resolver la cuestión iraní a través de la diplomacia, recibiese un informe de la Estimación de la Inteligencia Nacional (NIE por sus siglas en inglés) en el que se aseguraba que Irán había detenido sus intenciones de fabricar armas nucleares en 2003.

Entonces, tanto Bush como su secretario de Defensa, Robert Gates, y la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, minimizaron públicamente las conclusiones del documento presentado por el NIE y aseguraron que sería inevitable una actuación urgente para frenar las ambiciones nucleares de los dirigentes iraníes.

Seymour Hersh, nacido en Chicago en 1937, alcanzó fama internacional en 1969 con su reportaje sobre la matanza de My Lay, en Vietnam, en el que reveló la matanza de centenares de civiles vietnamitas, principalmente mujeres y niños, a manos de los soldados estadounidenses. La fiabilidad de sus fuentes le han permitido publicar diversas exclusivas como en el semanario neoyorquino sobre la Guerra de Irak, como el escándalo sobre las cárceles secretas de Abu Ghraib.

Este último artículo será publicado por el semanario en su edición del 7 de julio, aunque ya está disponible en la versión digital.

EL PENTÁGONO CONFIRMA LAS "CRECIENTES POSIBILIDADES" DE UN ATAQUE

Por otra parte, el Pentágono confirmó hoy que temía un ataque de Israel contra el país persa, aunque advirtió de que este ataque permitiría una respuesta iraní no sólo contra Israel, sino también contra Estados Unidos. Según las últimas estimaciones de los servicios de inteligencia estadounidenses e israelíes, la ofensiva podría llevarse a cabo en las últimas semanas de la presidencia de Bush.

Fuentes del Departamento de Defensa explicaron a la cadena de televisión ABC News que hay una "creciente probabilidad" de que Israel realice este ataque, un movimiento que, auguran, provocaría la respuesta de Irán no sólo contra Israel, sino también contra Estados Unidos.

El portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey, puso en entredicho horas más tarde la información publicada por la ABC. "No tengo información que pueda corroborarlo, y pienso que es bastante imprudente que alguien asegure ese tipo de cosas sin tener indicios ni la cortesía de decir su nombre", señaló Casey.

Contenido patrocinado

Otras noticias