Buscar

La Unión Africana hace un llamamiento para la formación de un gobierno de unidad nacional en Zimbabue

1/07/2008 - 22:33

SHARM EL SHEIKH (EGIPTO), 1 (Reuters/EP) La Unión Africana (UA) hizo hoy un llamamiento a la formación de un gobierno de unidad nacional en Zimbabue, tras la reelección del presidente Robert Mugabe en una votación marcada por la violencia contra la oposición auspiciada por el Gobierno que llevó al candidato opositor, Morgan Tsvangirai, a retirarse. La cumbre del organismo panafricano, el cual ha estado dividido sobre cómo afrontar la crisis de Zimbabue, adoptó hoy una resolución en la que insta a Mugabe a entablar negociaciones con Tsvangirai.

La resolución se quedó corta respecto a una declaración mucho más dura por la que apostaban algunos países africanos, pero aún así supone una intervención extraordinaria de la UA en una disputa interna y una muestra de reprobación sin precedentes hacia Mugabe.

Antes del cierre de la cumbre, celebrada entre los dos últimos días en Sharm el Sheikh (Egipto), Botswana, vecino de Zimbabue, pidió que Mugabe fuera excluido tanto de la UA como de la Comunidad de Desarrollo del África Austral (SADC, por sus siglas en inglés). Esto supuso la declaración más contundente de uno de los vecinos de Zimbabue desde que Mugabe tomó posesión de su cargo el pasado domingo, tras proclamarse vencedor de una segunda vuelta de las elecciones presidenciales de la que su rival se había retirado y que ha provocado las condenas de gran parte de la comunidad internacional.

"En nuestra opinión (...) los representantes del actual Gobierno de Zimbabue deben ser excluidos de las reuniones de la SADC y de la UA", dijo el vicepresidente de Botswana, Mompati Merafhe. Botswana sostuvo que la participación de Mugabe en las reuniones africanas "darían legitimidad a un proceso que no puede ser considerado legítimo". Asimismo, opinó que el Gobierno y la oposición deben ser tratados como iguales en cualquier mediación.

Por su parte, el primer ministro keniano, Raila Odinga, también ha solicitado que Mugabe, de 84 años y en el poder desde hace 28 años, sea suspendido de la UA. Francia, país que ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, dijo que el bloque sólo aceptará un gobierno zimbabuense liderado por Tsvangirai, haciéndose eco de la postura de los países occidentales que no consideran a Mugabe un líder legítimo.

Tsvangirai venció a Mugabe en la primera vuelta de las elecciones presidenciales el pasado 29 de marzo, pero no logró una mayoría suficiente para evitar una segunda vuelta, de la que decidió retirarse tras la muerte de 86 de sus partidarios a consecuencia de la violencia electoral.

DIVISIONES PROFUNDAS

La declaración de Botswana subraya las profundas divisiones que hay entre África en su totalidad y los países vecinos de Zimbabue. Antes del comienzo de las sesiones de hoy, algunos delegados dijeron que los líderes africanos estaban divididos entre aquellos que querían una declaración contundente contra Mugabe y quienes eran reticentes a censurarle públicamente. Sudáfrica, potencia continental escogida como mediadora en la crisis, es uno de los países que se resiste a condenar abiertamente a Mugabe.

La cumbre, que estuvo dominada por la crisis política y económica en Zimbabue, cuya una vez próspera economía hoy se encuentra afectada por la mayor tasa de hiperinflación del mundo, la escasez de alimentos y suministros de diesel y una tasa de paro del 80 por ciento, instó también a seguir adelante con la mediación de la SADC. Mugabe dirigió la sesión final de la cumbre, según importantes delegados.

La resolución adoptada fue presentada por un comité de seguridad de la SADC formado por Tanzania, Suazilandia y Angola, que pidió un aplazamiento de la votación.

DIÁLOGO DIFÍCIL

Las negociaciones se presentan difíciles a pesar de la presión ejercida por la cumbre, que instó a ambas partes a abstenerse de llevar a cabo acciones que "puedan tener un impacto negativo en el clima de diálogo".

El portavoz de Mugabe, George Charamba, rechazó la idea de alcanzar un acuerdo de poder compartido similar al de Kenia. "Kenia es Kenia. Zimbabue es Zimbabue. Nosotros tenemos nuestra propia historia de dialogar y resolver puntos muertos en política a la manera de Zimbabue. La manera de Zimbabue, no la manera de Kenia. No, en absoluto", sentenció Charamba.

Previamente, el secretario de la oposición, Tendai Biti, quien estuvo dos semanas en prisión antes de las elecciones, dijo que no había posibilidades para entablar negociaciones. Biti dijo que la decisión de Mugabe de seguir adelante con las elecciones del pasado viernes, 27 de julio, "exterminó totalmente y completamente cualquier posibilidad de un acuerdo negociado".

Biti añadió que actualmente no hay conversaciones entre el partido gobernante, Unión Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (conocido por sus siglas en inglés, ZANU-PF) y el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, por sus siglas en inglés).

Contenido patrocinado

Otras noticias