Buscar

R.Unido.- La mayor constructora británica se desploma en bolsa tras fracasar su apliación de capital

2/07/2008 - 14:15

La firma despedirá a 900 empleados y amortizará 50 millones por la crisis del mercado inmobiliario español

LONDRES, 2 (EUROPA PRESS)

Las acciones de la constructora británica Taylor Wimpey, la mayor de Reino Unido, se hundían un 53% en la Bolsa de Londres después de que la compañía anunciara que había sido incapaz de completar con éxito la ampliación de capital anunciada el pasado 30 de junio, lo que complica la situación financiera de la empresa, que reconoció que podría llegar a incumplir algunos de los acuerdos alcanzados con sus bancos acreedores a partir de 2009.

De este modo, la constructora señaló que, ante la perspectiva de un extenso periodo de debilidad del mercado, acometerá un agresivo programa de reducción de costes en el marco del cual cerrará 13 de sus 39 oficinas regionales, lo que implica el despido de unos 900 trabajadores, con lo que espera ahorrar unos 45 millones de libras anuales (56,5 millones de euros).

Asimismo, Taylor Wimpey anunció que en el actual contexto del mercado inmobiliario no considera apropiado el pago del dividendo provisional para el presente ejercicio, y señaló que a finales de 2008 procederá a revisar su política de retribución a los accionistas de la compañía. Por otro lado, la empresa comunicó la dimisión de su consejero financiero, Peter Johnson, que tendrá efecto a finales de 2008.

AMORTIZARÁ 50 MILLONES POR LA DEBILIDAD DEL MERCADO ESPAÑOL.

Por otra parte, la constructora indicó que ante la debilidad del mercado inmobiliario en España y Gibraltar, donde la cifra de viviendas terminadas se redujo un 20% en los seis primeros meses del año, asumirá depreciaciones por importe de 40 millones de libras (50 millones de euros).

Asimismo, Taylor Wimpey prevé que la debilidad del mercado de la vivienda en Reino Unido se mantendrá al menos hasta finales de 2008, y afirmó que no espera una recuperación a corto plazo, mientras que en EEUU continúa siendo "débil", aunque señala que podría haberse estabilizado, pese a lo que no pronostica una recuperación hasta el próximo año "como muy pronto".

En este sentido, la compañía indicó que se verá forzada a asumir depreciaciones por valor de 550 millones de libras esterlinas (691 millones de euros) vinculadas a sus actividades en Reino Unido, mientras que contabilizará otros 70 millones de libras (88 millones de euros) en el mercado estadounidense.

Otras noticias

Contenido patrocinado