Buscar

Colombia pierde confianza en la mediación europea con las FARC

AFP
7/07/2008 - 21:56

El Gobierno colombiano dijo este lunes que perdió la confianza en los mediadores de Francia y Suiza para la liberación de los rehenes de las FARC, por lo que buscará un contacto directo con la guerrilla a fin de resolver ese asunto e iniciar un proceso de paz.

"Hoy la decisión tomada después de la liberación de Ingrid (Betancourt), los tres norteamericanos y los miembros de la fuerza pública, es que vamos a poner en marcha ese contacto directo a ver si por esa vía podemos avanzar", declaró el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo.

Los 15 rehenes fueron rescatados el miércoles pasado en un operativo de infiltración militar, tras lo cual siguen cautivas unas 25 personas a quienes las FARC plantean canjear por sus prisioneros.

El funcionario señaló a la radio La W que busca contactar al máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Alfonso Cano, porque el Gobierno ya no confía en los delegados de Francia, Noel Saez, y de Suiza, Jean-Pierre Gontard.

Según dijo, el 27 de junio el presidente colombiano, Álvaro Uribe, comunicó "en tono muy enérgico" a los dos enviados que se "había minado la confianza del gobierno" en su gestión.

Reitero lo que ya "ha dicho el presidente, que después de conocer toda esta información queda muy fracturada la confianza en estos emisarios", agregó Restrepo.

El consejero se refería a datos encontrados en los computadores del número dos de las FARC, Raúl Reyes, abatido el 1 de marzo en Ecuador, y que Bogotá considera que comprometen de manera "muy grave" a los mediadores.

Según el Gobierno, documentos de los ordenadores involucran a Gontard como "portador" de 500.000 dólares de la guerrilla, incautados en marzo en Costa Rica.

"Al parecer se trataba de la plata de un secuestro. El hecho de trasladar estos dineros y entregárselos a una organización al margen de la ley no tiene nada que ver con la facilitación", afirmó.

El domingo la embajada suiza recordó que en 2000 Gontard intercedió ante las FARC para la liberación de dos empleados de una multinacional.

Restrepo aclaró sin embargo que "no podemos desechar el acompañamiento internacional", que incluye a España.

"El asunto es que aquí el emisario es muy importante, porque en el caso de Gontard es el que tiene los contactos y la confianza de las FARC para entrar al territorio. Pero creo que eso merece un replanteamiento de fondo", indicó.

Según el funcionario, a juzgar por correos electrónicos hallados en los ordenadores portátiles, los delegados "parecen más consejeros políticos de las FARC que facilitadores" y su trabajo "no produjo ningún resultado".

"En el caso de Francia el delegado aparece ofreciéndoles a las FARC levantarles el calificativo de terroristas, negociaciones directas y una oficina en París en febrero de este año", sostuvo.

Por eso, anotó, "hay que tomar el toro por los cuernos y este es un buen momento para que el señor Cano acepte una conversación directa".

Restrepo reveló que el gobierno mantuvo en los tres últimos años "contacto directo" con el jefe político de las FARC, Pablo Catatumbo, y que busca "reactivar" esa comunicación para llegar a Cano. "Ya se le mandó decir al señor Catatumbo que estamos dispuestos", dijo.

"Preferimos un contacto entre otras cosas para hablar de paz, creemos que ya no tiene caso seguir hablando de un acuerdo humanitario como paso previo, tenemos que hablar simultáneamente de las dos cosas", precisó.

Contenido patrocinado

Otras noticias