Buscar

Una funcionaria palestina testifica en juicio en EEUU sobre ataques contra Israel

11/02/2015 - 11:54
Más noticias sobre:

Por Joseph Ax

NUEVA YORK (Reuters) - La funcionaria palestina Hanan Ashrawi tuvo que subir el martes al estrado como testigo en Nueva York, debido a que la Autoridad Palestina y la Organización por la Liberación de Palestina se enfrentan a una demanda que podría obligarlas a pagar hasta 3.000 millones de dólares a las víctimas de ataques en Israel.

Las víctimas y sus familiares han demandado a la Autoridad Palestina y a la OLP por seis tiroteos y ataques con bombas en el área de Jerusalén desde 2002 a 2004 que dejaron 33 muertos y a más de 450 heridos, afirmando que los acusados brindaron apoyo a los milicianos que ejecutaron los ataques.

Los abogados de los palestinos han afirmado en la corte federal estadounidense que su Gobierno no debería ser el responsable de las acciones de unos pocos individuos que actuaron por sí mismos o en nombre de grupos insurgentes externos, como Hamás.

Ashrawi, miembro del comité ejecutivo de la OLP, dijo que ella y otros líderes, incluido el fallecido Yasser Arafat, trabajaron junto a altos cargos de Estados Unidos e Israel para combatir al terrorismo durante esos años.

"No sirvió a la causa de la Autoridad Palestina o la OLP, ni a la causa de la libertad", dijo sobre los ataques.

Su testimonio, que se prolongó durante dos horas, llegó después del de Majid Faraj, jefe de la Inteligencia palestina.

Abogados de los demandantes han acusado a los palestinos de realizar pagos a milicianos que fueron declarados culpables de terrorismo como una forma de respaldar sus acciones.

Faraj dijo ante el jurado que los pagos pretendían ayudar a las familias de los condenados y eliminar los motivos económicos que les hacían participar en nuevos ataques.

Durante el interrogatorio, Kent Yalowitz, abogado de los demandantes, le preguntó a Faraj sobre Abdullah Barghouti, acusado de ser uno de los principales fabricantes de bombas de Hamás a comienzos de la década de los 2000.

Faraj había testificado previamente que Barghouti escapó de la custodia palestina en 2002. Yalowitz, sin embargo, mostró a Faraj un informe de la policía israelí en el que Barghouti decía que las fuerzas de seguridad palestinas le habían permitido escapar, a pesar de su supuesto papel en varios ataques.

Faraj dijo que desconocía a la fuente del documento policial.

Barghouti fue posteriormente arrestado por Israel y finalmente condenado a cadena perpetua.

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora