Buscar

Venezuela continuará negociaciones con expropiada cementera mexicana Cemex

AFP
22/08/2008 - 22:42

El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizales, anunció este viernes que se reanudarán las conversaciones con la cementera mexicana Cemex, cuya filial venezolana fue expropiada el lunes dentro del proyecto de nacionalización de ese sector industrial.

"Tomamos la decisión de reiniciar las discusiones a partir del próximo lunes, cuando vendrá un equipo negociador de Cemex", dijo Carrizales tras mantener una reunión con el embajador de México en Caracas, Mario Chacón.

El anuncio se produce días después de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenara la expropiación de las plantas de la firma mexicana al no arribarse a un acuerdo en su precio de venta.

Cemex, por su parte, interpuso el miércoles pasado una demanda contra el Estado venezolano ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias por Inversiones (CIADI), dependencia del Banco Mundial, al considerar que sus bienes habrían sido confiscados y que no se respetaron sus derechos.

En el entredicho también intervino la cancillería mexicana, que el jueves envió una nota a las autoridades venezolanas en la que instó a mantener abierto el diálogo para lograr un acuerdo amistoso.

"Tenemos la intención de llegar a un acuerdo (...) que sea beneficioso para todos y dentro de una mayor armonía posible", precisó Carrizales este viernes al informar sobre la reapertura de las negociaciones con Cemex.

El embajador Chacón expresó "el agradecimiento" de su gobierno por haber retomado las conversaciones y solicitó que "se busque un trato justo y no discriminatorio" con los empresarios de la cementera Cemex.

"De lo que se trata es de encontrar un camino que sea favorable para ambas partes", indicó el diplomático en declaraciones a la prensa.

Chávez había lanzado el jueves duras críticas contra los empresarios mexicanos a cargo de Cemex, a quienes calificó de "irresponsables" e "irrespetuosos" durante las negociaciones que se habían llevado a cabo previamente para acordar la venta del paquete accionario de la compañía.

Venezuela asumió el lunes el control de la industria cementera al comprar tras un acuerdo amistoso la mayoría accionaria de las firmas francesas Lafarge y la suiza Holcim, responsables del 50% de la producción de cemento nacional, y disponer la expropiación de Cemex, productora del restante 50%.

El objetivo de las autoridades venezolanas al nacionalizar la industria cementera es el de garantizar el suministro interno para impulsar sus planes de construcción de viviendas y obras de infraestructura, explicaron portavoces oficiales.

El gobierno del presidente Chávez impulsa desde 2007 una política de nacionalización de industrias estratégicas en la economía, como la petrolera, telecomunicaciones, electricidad, siderúrgica y banca, entre otras.

En la mayoría de los casos, el Estado alcanzó acuerdos amistosos con las firmas privadas nacionalizadas para adquirir el control accionario, pero fracasó en las negociaciones que mantuvo por varios meses con los responsables de Cemex.

cd/jb

Otras noticias

Contenido patrocinado