Buscar

Rusia convoca al embajador de Reino Unido tras las acusaciones por el ataque al exespía

13/03/2018 - 11:50
  • Ataque con gas nervioso sufrido en la localidad inglesa de Salisbury
  • May dio el lunes a Rusia dos días de plazo para dar una explicación

El Gobierno de Rusia ha convocado el embajador de Reino Unido para expresarle su malestar por las acusaciones vertidas por la primera ministra, Theresa May, a raíz del ataque con gas nervioso sufrido en la localidad inglesa de Salisbury por el exespía Sergei Skripal y su hija, que se encuentran en estado crítico.

"Ya hemos dicho que es un disparate y es que Rusia no tiene nada que ver con ese caso", ha zanjado este martes el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, que ha ofrecido la colaboración de Moscú para investigar el caso, según informa la agencia de noticias Sputnik.

Lavrov ha negado que las autoridades británicas hayan presentado pruebas que apunten a la mano rusa, al tiempo que ha reprochado la ausencia de una solicitud formal de aclaraciones que Reino Unido estaría "obligado a presentar" conforme a la Convención sobre Armas Químicas.

May dio este lunes a Rusia dos días de plazo para dar una explicación "creíble" sobre el envenenamiento del exagente Skripal y su hija, Yulia, tras apuntar que Moscú es "muy probablemente" el responsable. "Está claro que han sido envenenados con un agente nervioso militar del tipo desarrollado por Rusia", aseguró la 'premier' británica ante la Cámara de los Comunes.

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha agradecido este martes "la voluntad de los amigos" que han querido expresar su solidaridad a Londres tras este controvertido caso. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y la UE figuran entre estos apoyos.

Condena de la OPAQ

Los hechos se remontan al 4 de marzo, día en que la Policía británica Encontró inconscientes a Skipral y su hija junto a un centro comercial de Salisbury. Conforme han ido pasando los días, ha trascendido que se trata de un antiguo espía doble que colaboró para el MI6 británico mientras servía para las Fuerzas Armadas rusas.

Los ecos del caso han llegado a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), donde su director general, Ahmet Uzumcu, ha condenado el envenenamiento y ha dicho que es "extremadamente preocupante" que se sigan usando "agentes químicos" para herir a personas.

"Los que sean responsables de esto deben rendir cuentas por sus acciones", ha afirmado Uzumcu, en su intervención de este martes ante el Consejo Ejecutivo de la OPAQ, en La Haya, según ha contado el embajador británico ante el organismo, Peter Wilson.

Wilson ha expuesto ante el Consejo General de la OPAQ que este incidente no solo es un "crimen" contra el exespía ruso y su hija Yulia sino "un acto indiscriminado y temerario" contra Reino Unido que ha puesto "en riesgo" las vidas de "civiles inocentes". "La dura conclusión es que es altamente probable que Rusia, un país miembro del Consejo sobre Armas Químicas, está implicado en el uso de armas químicas, ya sea por fallo al control su material o por voluntad propia", ha afirmado.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0