Buscar

May y Macron hacen frente a la oposición por el ataque a Siria

AFP
16/04/2018 - 17:03

La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente francés, Emmanuel Macron, afrontaron este lunes las críticas de la oposición por una operación militar contra Siria que no despertaba unanimidad.

May compareció ante los diputados para explicarles su posición, en un país todavía marcado por la desastrosa invasión de Irak en 2003 y su posterior ocupación, que se saldó con la muerte de 179 soldados británicos y mancilló el legado del entonces primer ministro, el laborista Tony Blair.

"No recibimos órdenes de Estados Unidos. Permítanme ser absolutamente clara: hemos actuado porque era de interés nacional hacerlo", dijo a los diputados.

"Porque no podemos permitir que se normalice el uso de armas químicas, ni en Siria, ni en las calles del Reino Unido", añadió, aludiendo al atentado del 4 de marzo contra un exespía ruso y su hija en la ciudad inglesa de Salisbury (sudoeste), del que Londres acusa a Rusia.

"La velocidad con la que actuamos era esencial" para el éxito de la operación, dijo May, explicando por qué no consultó al Parlamento, que se encontraba la semana pasada en su receso primaveral.

Se ignora todavía si el debate concluirá con una votación, que sería puramente simbólica, dado que los ataques se iniciaron y concluyeron la madrugada del sábado, en represalia al régimen de Bashar al Asad por su presunto ataque químico contra la población civil en la localidad de Duma, que dejó decenas de muertos.

La oposición británica criticó a May por sumarse a Estados Unidos y Francia sin el permiso del Parlamento, acusándola de seguir ciegamente al presidente estadounidense Donald Trump.

"La primera ministra es responsable ante este parlamento, no se debe a los vaivenes de la política estadounidense", le reprendió el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, reclamando la adopción de una ley que haga obligatorio que el gobierno consulte al Parlamento en estos casos.

- Macron defiende su primera operación militar -

También a primera hora de la tarde, la Asamblea Nacional francesa empezó a debatir la operación militar.

Los ataques del sábado fueron la primera operación militar de envergadura ordenada por Emmanuel Macron, que asumió la presidencia de Francia hace menos de un año.

En 2017, había dicho que el uso de armas químicas supondría para él una "línea roja" y que conllevaría "una respuesta inmediata".

En una conferencia de prensa en París el lunes, Macron dijo que los ataques tenían "legitimidad internacional", pese a no estar amparados en una resolución de la ONU.

Pese a ello, Macron fue criticado a izquierda y a derecha.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, le acusó de no haber mostrado ninguna prueba del uso de armas químicas en Siria, unas críticas a las que se unieron Jean-Luc Melenchon, que encabeza el partido de extrema izquierda Francia Insumisa, y el líder centrista Laurent Wauquiez, que dijo que no creía "en los ataques de castigo".

"El presidente de la República sabe muy bien que violó el derecho internacional, trata de inventar una noción de legitimidad internacional", dijo Marine Le Pen.

bur-al.zm/age


Otras noticias

Contenido patrocinado