Buscar

Los acusados por el 11-S se declararán culpables de terrorismo, según el juez

AFP
8/12/2008 - 17:05

El presunto cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Jalid Sheij Mohamed, y otros dos supuestos conspiradores postergaron este lunes su declaración de culpabilidad ante un tribunal militar de excepción estadounidense a la espera de un examen de aptitud mental de otros dos co-acusados.

Sheij Mohamed y otros dos acusados le habían dicho al juez del tribunal en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) que estaban decididos a declararse culpables de los cargos de terrorismo, que pueden acarrearles la pena de muerte.

Sin embargo a comienzos de la tarde de este lunes los tres rectificaron ese anuncio y dijeron que postergarían la decisión hasta que se realizara un examen de aptitud mental a dos de sus compañeros acusados.

"La razón es que nuestra declaración está basada en una estrategia conjunta", señaló Ali Abdul al-Azziz, uno de los procesados.

Los tres indicaron que aún tienen previsto declararse culpables pero que no quieren hacerlo hasta averiguar si los otros dos acusados también estarán autorizados a hacer lo mismo.

Interrogado el lunes de mañana por el juez para saber si declararía culpable Jaled Sheij Mohamed había respondido: "Sí (...) no queremos perder tiempo".

Pero el juez indicó durante la audiencia que no se aceptaba una "respuesta grupal", e insistió en que cada uno de los acusados debía responder a la pregunta.

La audiencia tuvo lugar por primera vez en presencia de allegados a las víctimas de los ataques del 11 de septiembre. El Pentágono había organizado un sistema de sorteo para designar a cinco familiares de las víctimas, entre más de un centenar, para asistir a los debates.

Los familiares fueron instalados detrás de un tabique de plexiglás, en la parte trasera de la sala de audiencias, aislados de los acusados, la defensa, el fiscal y los jueces militares.

En la víspera de la audiencia de este lunes, Alice Hoagland (cuyo hijo, Mark Bingham, perdió la vida en los atentados después de luchar contra los secuestradores del vuelo 93 de United Airways) dijo que se oponía a la pena de muerte para Sheij Mohamed. "No hay nadie que merezca menos convertirse en mártir", dijo.

La CIA reconoció que sometió a malos tratos a Sheij Mohamed, incluyendo simulaciones de ahogamiento, para conseguir su confesión. El procesado fue capturado en Pakistán en 2003 y permaneció tres años en las cárceles secretas estadounidenses antes de ser trasladado a Guantánamo.

Según el Pentágono, Jalid Sheij Mohamed habría propuesto la idea de los atentados del 11 de septiembre de 2001 a Osama bin Laden ya en 1996. Tras haber recibido la autorización del jefe de al-Qaida, habría supervisado la operación y entrenado a los futuros secuestradores en Afganistán y Pakistán.

Los otros cuatro están acusados de haber entrenado a los secuestradores aéreos, de haberles apoyado y participado en la organización de los atentados.

"Lo que debió ser una gran victoria en la batalla para que los acusados del 11 de septiembre rindieran cuentas por crímenes horribles, ha sido opacado por la tortura y un proceso injusto en los tribunales militares", denunció la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

"El juez deberá pedir una investigación completa y profunda para determinar si esta (decisión de declararse culpable) es voluntaria", añade la ONG en un comunicado.

La Asociación de Defensa de las Libertades Civiles, ACLU, dijo que no le sorprendía que un "sistema que autoriza la tortura y la detención sin cargos durante años" lleve a los detenidos a "capitular". Haciendo referencia a una "mascarada jurídica".

La organización estima que la decisión de los acusados de declararse culpables "jamás hubiera sido aceptada por un tribunal legítimo".


Otras noticias

Contenido patrocinado