Buscar

Partido Likud de Israel elige a sus candidatos para elecciones de febrero

AFP
8/12/2008 - 18:15

El Likud, el partido conservador de la oposición israelí dirigido por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, elegía este lunes por primarias a sus candidatos a las elecciones legislativas anticipadas de febrero, en las que aparece como favorito en los sondeos.

Más de 140 candidatos, entre ellos un antiguo jefe de estado mayor -el general de reserva Moshé Yaalon-, un conocido actor y un ídolo del baloncesto.

Sin olvidar a Benny Begin, hijo del fallecido primer ministro Menahem Begin, o al nieto de Zeev Jabotinsky, el ideólogo fundador de la derecha israelí.

Netanyahu, apodado "Bibi", jefe del gobierno entre 1996 y 1999, ya fue elegido en 2006 y encabezará la lista del Likud el 10 de febrero.

"Hoy elegimos a la nueva dirección del país que resolverá los problemas económicos y de seguridad", señaló Netanyahu a los periodistas tras depositar su voto en la urna.

Según un sondeo difundido el lunes por la segunda cadena de televisión, el Likud logrará la victoria el 10 de febrero con 32 de los 120 escaños (por 12 actualmente), mientras que el partido gobernante, el Kadima, se hará con 26 y los laboristas se quedarán en 10, nueve menos que ahora.

Unos 96.000 miembros del Likud están llamados a votar. Los 91 colegios electorales abrieron a las 08H00 GMT y cerrarán a las 21H00 GMT. Los resultados se conoceran entrada la noche.

Si bien Netanyahu se ha rodeado de moderados, como Dan Meridor, el ex ministro de Justicia, otros de los potenciales vencedores en estas primarias podrían acabar siendo un lastre.

"'Bibi' ha reclutado a muchas estrellas cuyo impacto podría ser significativo en las legislativas, pero Yaalon, Begin y Jabotinsky, los 'halcones' alineados con posiciones de extrema derecha, podrían oponerse a cualquier compromiso" con los palestinos, estimó Gideon Doron, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Tel Aviv.

Existe el riesgo de "que se conviertan en un motivo de fricciones y tensión para Netanyahu si recibe presiones de Estados Unidos y de Europa en favor de una iniciativa de paz u otra", agregó.

Según Raanan Gissin, analista político, el Likud le debe su actual popularidad tanto a sus candidatos como a los desafíos económicos y diplomáticos a los que hace frente Israel.

También la debe a la crisis del Kadima, afectado por los casos de corrupción con los que se relaciona al primer ministro Ehud Olmert y al fracaso de la guerra del Líbano de 2006 contra los islamistas de Hezbola.

La continuación de los disparos de cohetes desde la franja de Gaza, controlada por Hamas, el temor a un nuevo enfrentamiento contra Hezbola y el avance del programa nuclear iraní están contribuyendo a los sondeos favorables al Likud.

Benjamin Netanyahu se opone a los esfuerzos de paz promovidos por Estados Unidos desde la conferencia de Annapolis (noviembre 2007) y propone desarrollar la economía palestina antes de iniciar cualquier discusión sobre la creación de un Estado palestino.

Su principal rival, la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, que encabeza el Kadima, lidera desde hace un año unas negociaciones de paz con los palestinos que no han registrado progresos hasta ahora.

rb-chw/mel/pa/gk/al/hov


Otras noticias

Contenido patrocinado