Buscar

El Vaticano procesa a un sacerdote acusado de poseer pornografía infantil

9/06/2018 - 17:10
  • El procesado, Capella, exconsejero de de la Nunciatura en Washington
Más noticias sobre:
El Papa Francisco. Imagen: Reuters

El Tribunal vaticano ha procesado al sacerdote Carlo Alberto Capella, exconsejero de la nunciatura en Washington, acusado por Canadá de poseer imágenes de pornografía infantil.

Según ha informado la sala de prensa de la Santa Sede, el juez instructor del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano ha dispuesto su envío a juicio al considerar que el Vaticano es competente para juzgarlo porque se trata de un oficial de la Santa Sede.

Capella, que se encontraba desde el pasado 7 de abril en arresto por la Gendarmería vaticana, ha sido acusado de posesión de pornografía infantil y la primera audiencia de este proceso comenzará el próximo 22 de junio.

Capella, que ostenta el título de monseñor de forma honorífica y no es obispo, trabajaba como consejero de la Nunciatura en Washington y antes había trabajado en la sección de Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado del Vaticano.

En septiembre de 2017, la Santa Sede informó de la apertura de la investigación a Capella, después de que el 21 de agosto el Departamento de Estado de Estados Unidos notificara por vía diplomática, la posible violación de las normas en materia de imágenes de pornografía infantil por parte de un miembro del cuerpo diplomático de la Santa Sede acreditado en Washington.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.