Buscar

Universidad peruana desata tormenta al prohibir la "ropa provocativa"

AFP
14/06/2018 - 19:40

Una universidad pública de Perú desató una tormenta al prohibir que ingresen al campus los estudiantes que vistan "ropa provocativa", como pantalones rasgados, sandalias, blusas sin mangas o minifaldas.

"Se están prohibiendo las exageraciones, por ejemplo una microfalda, un microshort, llevadas a la exageración, muy minúsculo... Esto no es machismo, estamos hablando de la presentación" de los alumnos, dijo la vicerrectora de la Universidad Nacional Amazónica de Madre de Dios, Nelly Román Paredes, citada el jueves por la edición electrónica del diario El Comercio.

"Esa es una forma de distraer la atención, a todo el mundo nos distrae eso", agregó la vicerrectora al justificar la medida que guardias uniformados se encargan de hacer respetar en los accesos del campus y que ha sido criticada por estudiantes de ambos sexos y organizaciones feministas.

"(Los estudiantes quieren) venir como les dé en gana, son amantes del libertinaje", afirmó el rector Rosel Quispe.

La norma que regula la vestimenta en esta institución pública y laica entró en vigor el lunes y desató protestas de los estudiantes, que afirman que evidencia una mentalidad "machista y retrógrada" por parte de los directivos de la universidad.

"No están queriendo dejar entrar con sandalias, con pantalones rasgados y mostrando los hombros. Están fomentando pensamientos machistas", afirmó una alumna, que pidió no ser identificada, al diario La República.

Las denuncias de estudiantes llevaron a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria de Perú a iniciar una investigación en resguardo del derecho al libre acceso de los alumnos al campus.

La universidad tiene su sede en Puerto Maldonado, capital de la región amazónica Madre de Dios, en la frontera con Brasil, donde la temperatura promedio anual es de 26 grados centígrados, por lo que muchos estudiantes prefieren usar sandalias, faldas cortas o polos sin mangas.

El nuevo reglamento establece que "constituyen faltas leves de los estudiantes asistir a sesiones de clase vistiendo ropa no adecuada, es decir; short, faldas y pantalones cortos, rasgados, blusas y polos escotados, exhibición de ropa interior, (..), tanto en varones como en mujeres".

"Nos parece cuestionable que se haya dado esta medida, que no hace sino reflejar el machismo de la sociedad, porque la ropa no es la culpable de algún tipo de agresión o acoso hacia la mujer", declaró a la AFP la activista Claire Guerra Romero, de la organización feminista Flora Tristán.

Otra paradoja de esta norma disciplinaria es que fue instrumentada en una región "donde la oferta educativa es mínima, es como poner más barreras a los estudiantes", agregó la activista.

ljc/fj/jbg


Contenido patrocinado

Otras noticias