Buscar

Sale a la luz la llamada a la policía de la hija que consiguió escapar de la 'casa de los horrores' de EEUU

21/06/2018 - 19:46
  • Jordan, de 17 años, planificó cómo escaparse durante dos años
  • "Llamo para que ayuden a mis hermanas", dijo a la policía
Louise y David Turpin, los padres de los 13 hijos de Perris. Foto: Reuters

"Nos encadenan si no hacemos lo que debemos", dijo Jordan Turpin a la policía después de escapar de su casa para denunciar las torturas a las que era sometida, junto a sus 12 hermanos, por sus padres en Perris (California). La llamada del 14 de enero fue escuchada este miércoles en una audiencia preliminiar de California, donde David Turpin y su esposa Louise Anna Turpin fueron imputados con cargos de tortura, confinamiento y abuso infantil a sus hijos biológicos de entre dos y 29 años.

Jordan, de 17 años, planificó cómo escaparse durante dos años. Al llamar a la policía, una de las primeras cosas que dijo fue que dos de sus hermanas más pequeñas "estaban encadenadas a sus camas". Las niñas habían violado las reglas de los padres al comer caramelos sin permiso.

"A veces mis hermanas se despiertan y comienzan a llorar. Llamo para que las ayuden". La joven, que sonaba más como una niña, indicó que tenía una educación equivalente al primer grado y mostró problemas incluso para deletrear su apellido.

Leyendo de un sobre, no podía distinguir entre el número de la casa y el código postal de su residencia en la pequeña localidad de Perris, situada al sureste de Los Angeles. El operador le preguntó si estaba en la esquina de su casa. "Sí, eso creo", respondió ella. "Nunca estuve afuera, no salgo mucho".

El oficial del sheriff Manuel Campos, que respondió a la llamada de emergencia, indicó en la audiencia de este miércoles que Jordan le dijo que estaba "muerta de miedo" por si era descubierta, aunque en la llamada siempre estuvo calmada.

"Dijo que no podía quedarse ahí y ver a sus hermanas encadenadas, llorando y sufriendo", señaló el policía, que después describió cómo la encontró: "Su cabello estaba sin lavar, tenía toda la piel sucia, su cuerpo emitía el hedor de quien no se ha bañado nunca", indicó.

Los Turpin fueron acusados de golpear y estrangular a sus hijos, además de mantenerlos desnutridos, de solo permitir que se ducharan una vez al año y de no llevarles nunca al médico. El padre también fue acusado de comportamientos lascivos contra una de sus hijas de 14 años.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.