Buscar

Un ataque sexual, el principal móvil del asesinato de la turista española en Costa Rica

EFE
7/08/2018 - 11:03
  • El cadáver fue encontrado cerca de un sendero del hotel
  • La causa de la muerte aparentemente es asfixia
Walter Espinoza, el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica. Foto: EFE

Un ataque sexual es la principal hipótesis que investigan las autoridades de Costa Rica sobre el móvil del asesinato de la turista española Arantxa López Gutiérrez, ocurrido el sábado en Tortuguero (Caribe), ha informado este martes una fuente oficial.

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, dijo en una conferencia de prensa que está a la espera de los resultados de una serie de pruebas científicas de fluidos biológicos para poder confirmar el ataque sexual. "Para determinar si hubo un ataque sexual debemos tener el dato de la autopsia y contar con los resultados de pruebas en cavidades orgánicas. Todo apunta a que eso (el ataque sexual) es el móvil del crimen, por la forma en que encontramos el cuerpo, pero no es algo confirmado", ha declarado Espinoza.

El cadáver fue encontrado cerca de un sendero del hotel en el que la alicantina Arantxa López Gutiérrez (y con residencia en la localidad madrileña de San Fernando de Henares) se hospedaba y tenía su ropa removida. "Ella se reúne con una conocida el sábado y toma la determinación de caminar sola hacia la playa, y una hora después su cuerpo fue hallado por los empleados del hotel. El cuerpo tenía las ropas corridas", ha comentado Espinoza.

La causa de la muerte aparentemente es asfixia, aunque esto aún debe confirmarse con la autopsia, la cual ya fue practicada, pero cuyos resultados aún no están disponibles. "El proceso que sigue es hacer la comparación de ADN y contar con más datos de la autopsia para determinar la causa de la muerte de manera más precisa y científica", ha explicado Espinoza.

El sospechoso del crimen es un nicaragüense indocumentado identificado por vecinos del lugar y por él mismo como Albin Díaz Hopkins, de 33 años, a quien las autoridades mantienen detenido y le han tomado muestras de sangre para comparar su ADN con posibles fluidos en la víctima. El sospechoso, quien trabajaba en otro hotel de la zona, fue arrestado en Barra del Colorado, provincia de Limón, una recóndita zona del Caribe del país cercana a la frontera con Nicaragua.

La operación comenzó la noche del sábado y concluyó el domingo, tras una acción desarrollada de manera conjunta por el Departamento de Inteligencia Policial de la Fuerza Pública, la Dirección de la Fuerza Pública de la Región Caribe y el Servicio Nacional de Guardacostas.

Díaz fue identificado como el principal sospechoso después de que el OIJ entrevistara a vecinos de la comunidad y surgieran pistas sobre su presencia en el lugar del crimen. El Organismo de Investigación Judicial se pondrá en contacto con la Policía de Nicaragua para intentar confirmar la identidad del detenido.

Los familiares de la víctima ya se encuentran en Costa Rica, donde están en contacto con las autoridades, han dicho fuentes oficiales. La turista española entró en Costa Rica el pasado 1 de agosto para disfrutar de vacaciones y se hospedaba en Tortuguero, una zona selvática en la provincia de Limón (Caribe) adonde solo se puede acceder por sus numerosos canales de agua dulce o por el mar.

El director del OIJ aclaró que los datos que se manejan aún son preliminares, por lo que la investigación no está cerrada, y que equipos especializados se encuentran en la zona recolectando testimonios e indicios del crimen.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.