Buscar

En Gaza, los habitantes tiemblan o abandonan las zonas más castigadas

AFP
4/01/2009 - 18:19

Comenzada la ofensiva terrestre de Israel, muchos palestinos tiemblan en Gaza tras una noche en blanco, y otros se alejan de la zona fronteriza de la franja, por la que los tanques penetraron el sábado.

En la ciudad, sobrevolada por los aviones militares israelíes, los comercios y administraciones permanecieron cerrados este domingo. Las calles están prácticamente vacías, exceptuando las colas de espera ante las panaderías, en previsión de un asedio prolongado.

"Temblamos como nuestros niños", confiesa Yehia Anis Husein, del barrio de Zeitun, al este de la ciudad de Gaza, donde varios testigos dijeron que hubo combates. "Antes de esta ofensiva, era el bloqueo lo que nos mataba. Esta situación es insoportable", añade.

"Mis hijos son presas del pánico por la intensidad de los bombardeos, que no han parado en toda la noche", cuenta Samir Haji, de 46 años, habitante del mismo barrio. "Decenas de tanques con bulldozers, apoyados por helicópteros, han llegado a la terminal de Karni, han avanzado hasta Netzarim y han cortado la carretera", indica, refiriéndose a la antigua colonia judía situada en el centro del territorio, a sólo tres kilómetros al sur de la ciudad de Gaza.

Según Abu Iyad Chamlaj, un residente de jeque Ajlin, en el mismo sector, "decenas de tanques se han posicionado en el lugar en el que se encontraba la colonia" judía de Netzarim.

Varios testigos aseguran que unos cincuenta tanques, vehículos de transporte de tropas y bulldozers están desplegados en la zona, alrededor de un cruce estratégico que corta en dos el eje de Salaheddin, la carretera principal que va del norte al sur de la franja de Gaza.

Decenas de miles de familias huían de ese sector en coches y camiones a medida que se acercaban los tanques israelíes, según los testigos.

El taxista Yusef Mohamed ha renunciado a trabajar por los disparos de advertencia del ejército israelí en las carreteras que atraviesan la franja de norte a sur. "En circunstancias normales, hago el trayecto Gaza-Jan Yunes, en el sur, pero hoy no he podido trabajar por los tiroteos en la carretera", explica.

En otros puntos de la franja, las Brigadas Ezzedin al Qasam, el brazo armado del movimiento islamista Hamas, que controla el territorio, impiden a los civiles acercarse a la línea del frente.

Al menos 47 palestinos, entre ellos 22 civiles, murieron este domingo en la ofensiva israelí en la franja de Gaza, según fuentes médicas palestinas. Desde el comienzo de las operaciones el 27 de diciembre han muerto por lo menos 500 palestinos.

A cinco kilómetros de la frontera, en la ciudad israelí de Sderot, blanco habitual de los ataques con cohetes a los que la operación israelí quiere poner fin, la población se alegra por la ofensiva terrestre. "Esperamos que esto traiga la paz y el silencio a toda la región, no sólo a Sderot, sino también a Ashkelon, Beersheva y otras localidades" al alcance de los cohetes palestinos, dice el alcalde de Sderot, David Muskila.


Otras noticias

Contenido patrocinado