Buscar

Venezuela e Israel reducen radicalmente relaciones históricas debido a Gaza

AFP
7/01/2009 - 17:12

La expulsión del embajador israelí en Caracas rompe una relación bilateral histórica y representa, según funcionarios venezolanos, un "llamado a la conciencia del pueblo judío", aunque Tel Aviv lo considera prueba de las relaciones de Venezuela con "terroristas" e "islamistas".

"Hemos reducido la embajada israelí a su mínima expresión (...) como medida de protesta diplomática y política y como un llamado a los gobiernos del mundo y a la conciencia del pueblo judío", explicó el canciller venezolano Nicolás Maduro.

La decisión del gobierno de Hugo Chávez fue motivada por las cerca de 700 muertes palestinas provocadas en los últimos 10 días por la ofensiva del ejército israelí contra el movimiento islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Venezuela se convirtió así, después de Mauritania, en el segundo país que decide expulsar al embajador de Israel tras el inicio de estos ataques contra Gaza.

Este miércoles, en una entrevista a la televisión árabe Al Yazira, Maduro reiteró que Venezuela respeta al pueblo judío pero se opone a "los criminales que gobiernan Israel" y han "cometido el holocausto palestino durante 60 años", explicó un comunicado de la cancillería venezolana.

En Israel, las autoridades, basándose en el principio de reciprocidad, anunciaron que enviarán de vuelta a Caracas al encargado de negocios venezolano.

Según fuentes diplomáticas israelíes, la expulsión del embajador en Caracas "traduce las alianzas selladas por los dirigentes venezolanos con los islamistas y los terroristas".

Mientras, portavoces de Hamas saludaron el miércoles la "valiente" iniciativa de Chávez, elogiada también por la milicia chiita libanesa Hezbolá, enemigo acérrimo de Israel.

Venezuela mantenía en Tel Aviv un encargado de negocios debido al malestar diplomático causado por las posiciones antiisraelíes de Chávez y sus estrechas relaciones con Irán.

Recientemente, un diario italiano publicó que Venezuela ayudaba a Irán a transportar clandestinamente a Siria material usado para fabricar misiles, información desmentida por Chávez.

"A Mahmud Admadinejad (presidente iraní) lo acusan de ser un genocida, pero no hay una sola prueba y no ha invadido a nadie (...). A Fidel (Castro) lo acusan de ser un tirano que persigue a los pueblos y el de Israel es un señor que sólo defiende a su pueblo. ¡Qué cinismo hay en el mundo!", lamentó Chávez.

bl/pz


Otras noticias

Contenido patrocinado