Buscar

DEPORTES
¿El Mundial de las sorpresas? Ni Alemania, ni Brasil, ni España ni Argentina ganan en su debut

Correa endurece pulso con indígenas antes de protesta por ley minera

AFP
19/01/2009 - 19:52

Los indígenas de Ecuador opuestos a la minería industrial prevén para este martes la primera protesta en masa contra el presidente Rafael Correa, quien tensó el pulso al ratificar su visto bueno a esa actividad y llamar a sus seguidores a defender al gobierno.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) llevará a cabo después de dos años de gobierno izquierdista una manifestación en varios puntos del país, para repudiar la ley que autoriza el ingreso de las trasnacionales mineras.

"La marcha será grande y va a ser la primera que enfrente (el mandatario), pero por ahora la gobernabilidad está garantizada", afirmó a la AFP Marlon Santi, líder de la Conaie, descartando un posible derrocamiento del jefe de Estado.

Lejos de amainar los ánimos, Correa endureció su posición al firmar ante miles de sus seguidores la norma aprobada por el Legislativo la semana pasada.

El texto fue enviado con un "pequeño veto parcial" de forma a los asambleístas para su aprobación esta semana. "Invoquemos nosotros también el derecho a resistir; sí, a resistir a que pequeños grupos absolutamente minoritarios nos impongan sus particulares visiones hasta intereses", dijo el mandatario.

La ley permite a las empresas extranjeras desarrollar la minería a cielo abierto bajo regulaciones ambientales, prohíbe la actividad en áreas protegidas y contempla un reparto equitativo de las ganancias con el Estado.

Dependiente de la renta petrolera, Ecuador espera recibir ganancias millonarias por las concesiones de sus yacimientos de oro, plata y cobre a empresas extranjeras, principalmente canadienses.

La actividad minera se encuentra paralizada desde hace casi dos años. En abril el Estado revirtió un 97% de las licencias que habían sido concedidas a manos privadas, con el ánimo de organizar el sector a través de la ley cuestionada por los indígenas.

Además de oponerse a la actividad de las trasnacionales mineras, la Conaie reclama una reforma que amplíe su derecho a la tierra y una ley que impida la privatización del agua, al tenor de la actual Constitución promovida por Correa.

"No estamos dispuestos a que este proceso de cambio se enfríe, se detenga o quede a medio amanecer, pero el movimiento indígena no quiere desestabilización democrática. En estos momentos no tenemos en nuestros planes tumbar al gobierno", dijo a la AFP Humberto Cholango, dirigente de los indígenas quichua.

No obstante, Correa lanzó duras críticas a los opositores y los previno contra cualquier "violencia y quebrantamiento de la ley" durante las protestas del martes.

Ellos "quieren mantener a los ecuatorianos viviendo como mendigos sobre incalculables riquezas", refutó Correa y dijo que la protesta también es promovida por grupos interesados en desestabilizarlo.

"Eso es probablemente lo que intentarán hacer mañana ciertos grupos bien conocidos y que han estado tocando las puertas de los cuarteles", afirmó el mandatario aludiendo al partido opositor del ex presidente y coronel en retiro Lucio Gutiérrez, derrocado en 2005.

La Conaie participó activamente en la caída de Gutiérrez y del ex mandatario Jamil Mahuad en 2000. Y pese a los descalabros electorales de los últimos años, sigue siendo vista como una fuerza con un importante poder de movilización, reconocido por el propio gobierno.

Sin embargo, Correa llamó a los aborígenes a "que no caigan en la trampa de dirigentes irresponsables e insensatos" y recalcó que su gobierno está amenazado ahora por el "izquierdismo, ecologismo e indigenismo infantil".

vel/sp/tlp


Otras noticias

Contenido patrocinado